LAS CUATRO SIERRAS, SEGUNDO INTENTO

LAS CUATRO SIERRAS – SEGUNDO INTENTO:

CAPÍTULO I. Antecedentes.

Octubre de 2013, después de la BH California y la Suntrak regalada después de la comunión, así como una Orbea heredada del año 50 (o más), adquiero mi primera mtb. Después de ir y venir a Cabo de Gata como 10-500 veces, digo… seguramente habrá más rutas para hacer que este coñazo! Voy a ver por Internet; Google: Rutas MTB Almería – Resultados de la búsqueda (entre muchos): LAS 4 SIERRAS: http://www.losmastrinkais.com/2010/06/13/las-4-sierras/ LA VIRGEN! esto tiene que ser mínimo en un fin de semana o por etapas… NO, NO en un día y encima algunos la han hecho bajo estupefacientes! Estos son los P. Amos!

CAPÍTULO II. El Strava lo carga el Congrio.

Año 2014: “Ponte Strava!” “Qué no sabes lo que es?” “Madre mía, que tierno estás!” “A ver si sales un día con nosotros!” “Ya tienes mejores tiempos que yo, a ver que excusa pones ahora” La cuestión es que en marzo de 2014 le hago caso (no se por qué) y me voy con él a una ruta M3K. A partir de aquí empiezo a atar muchos cabos sobre la salud mental (y física) de los M3K: Si hay dos alternativas para subir y la alternativa B es el 5 veces más dura que la alternativa A, no hay duda de por cual se tiene que subir. Entre vereda y vereda se inicia la conversación… La ruta de las 4 Sierras cómo es?: “IMPOSIBLE, una ruta que no se va a volver a repetir”.

CAPÍTULO III: Riópar, contigo empezó todo!

Entre sendero y sendero por Riópar, vuelve a surgir la conversación y la pregunta esta vez se formula de otra forma, “Joder, tengo ganas de hacer las 4 sierras, ¿vamos a hacerla?” (Por supuesto, con entonación de: a qué no hay huevos?). No hace falta empujar más, ni insistir, la respuesta es “cuando quieras, pero tiene que ser ya!” (se ha perdido la cordura, se ha invocado el espíritu M3K y ahora quién es el valiente de echarse atrás!). “Ponlo en el foro, vale, pero esta vez para que no haya vuelta atrás, vamos a hacerla al revés”, es decir: Puntal, Calar Alto, Montenegro y Parque eólico de Enix! Pienso yo: qué más da? Si vamos a sufrir (y a ver si acabamos!) “Aquí tienes el track”: 210 km y 5.200 de desnivel! Haciendo cuentas: 210 km a media de 15 en movimiento, tenemos por delante 14 horas pedaleando, más descansos, posibles averías que surjan y cortocircuitos varios en las piernas y la mente de alguno! A ver si llegamos para cenar…

CAPÍTULO INFINITO: LAS CUATRO SIERRAS:

Sábado 16 de abril de 2016, 5:30 suena el despertador! Pero esto qué es? Si hace unos años esta era la hora de acostarse! Estaré para tratarme? Me consuela que hay gente igual que yo, como Manolo, Congrio y tres taberneros que se unirán al reto, desde el Minihollywood, y que han descartado a última hora venirse a Almería en coche y salir desde el km.0 con nosotros (seguro que si hubieran estado de cervezas el viernes, copas y cena familiar por la noche lo hubieran hecho! Grande Beatle!).

6:00: puntuales en la Congriohouse; luces, pedales y acción! Emprendemos rumbo al puntalico sin el Cano que nos hizo la cobra y llegando al Minihollywood, vemos a los taberneros (que son dos en lugar de tres: Rafa y Jesús). Las primeras palabras están claras: y el tercer tabernero? (Gustavo); está claro que los buenos días no iban a ser!

Empezamos a subir al puntalico y las claras del día empiezan a asomar, ritmo tranquilo y reservón. Mientras tanto empieza el debate: 200 km de carretera Vs 200 km que con la de montaña: TODOS CONTRA DE MANOLO! (incluso los taberneros que se mantienen al margen de la discusión –por si pillan hostias- prefieren cautamente no opinar, pero seguro que apostaban por la MTB, así que 4-1; Manolo no tienes razón!). Está claro: 200 km de montaña son como 500 o 1.000 de carretera (o más). Desde ese momento, el único defensor carretero, toma la cabeza del grupo y nos lleva en fila de 1 a la primera cumbre de la jornada, liberando el estrés causado por el intenso debate que sabe de sobra que ha perdido. Selfie en el puntalico y 1 de 4 (Sierra Alhamilla conquistada). Empezamos a bajar y el primer “recorte” del día, bajamos hasta los Góngora y luego vamos a tirar por el desvío hasta el Minihollywood, para no hacer la rambla pestosa. “Recorte” por llamarlo de alguna manera, porque es una pequeña encerrona que Manolo se ha tomado como castigo dadas las rampas que hay por esa “bajada/atajo”, cualquiera se pone a discutir hoy otra vez con él! Durante el descenso se une al grupo Jesús Leiva, así que ya somos 6 “valientes”.

Llegando al Minihollywood tenemos el placer de encontrarnos con uno de los padres y ejecutores de esta ruta, nuestro presi BICHITO! Una pena que le cortásemos el ritmo de 57 minutos que llevaba para subir al puntal y le contamos la ruta que estamos realizando. Nos da sus sabios consejos y advierte que a partir de la hora 13 empezaremos a ver cervezas alrededor de nuestra cabeza y se despide de nosotros deseándonos suerte y compadeciéndonos como si fuera la última vez que nos volviera a ver.

Seguimos la marcha y vamos a por el segundo puerto del día, Calar Alto. Oficialmente empieza según los carteles modernos, a unos 3 km antes de Aulago, pero para nosotros empieza en el cruce de Tabernas (nos esperan unos 40 km hasta la cima de subida). Mini-parada en Gérgal, dónde había mercado y la olor a churros nos seduce a más de uno, pero cualquiera se atreve a pedirlos con el Congrio el prisas! Durante el break, dos o tres lugareñas se acercan a Rafa el tabernero, preguntándole por el precio de las pasas que lleva en la mochila, confundiéndole con un mercader y no era para menos, ya que llevaba una bolsa de pasas de unos 10 kilos.

Empezamos la subida oficiosa a Calar Alto y Leiva se despide y nos desea suerte. Otra vez 5! Durante el trayecto por la carretera aparece nuestro coche escoba: Gustavo el tabernero 3, junto con un cuarto tabernero, que de no ser por un lijón que dio hace una semanas y tener jodidas las vértebras y los pulmones, estaría seguro con nosotros dando pedales (te deseamos una pronta recuperación amigo!). Gustavo el escaqueado, viene a ofrecernos agua (seguro que con remordimientos) y nos acompaña durante unos metros desde el coche. Algunos hacen la estrategia Nibali, consistente en engancharse al coche escoba y avanzar metros sin dar un pedal, pero la cosa se pone dura, llegamos al cruce de la pista de las zetas. Según el GPS del Congrio 9 km nos quedan hasta la cima y menudos rampones! Sin duda la subida más dura del día. En este punto Jesús, el tabernero 2 empieza a flojear y decide irse a darse un homenaje al Montellano. Seguimos los 4 poco a poco y llegamos a la segunda a la cumbre: Selfie conmemorativo y 2 de 4 (ciao Filabres).

Bajada rápida y pedregosa con un kilómetro extra de subida ya que nos equivocamos de desvío. Ya estamos en Doña María y ponemos velocidad de crucero para comernos la 3ª cumbre. La subida parece una autopista y el ritmo es alegre. No obstante, los 40ºC (según mí GPS, los 20º que marca el del Congrio y los 30ª que marca el de Rafa) y 9-10 horas ya dando pedales, empiezan a hacer mella psicológica en el último tabernero superviviente. Ni rastro de descomposición en las caras M3K, todo lo contrario; Congrio ya ha calentado y empieza a comentar su estrategia de ataque en el 4º puerto de la jornada! La cara de Manolo feliz, como si estuviera escuchando “su atmósfera”. Visto y no visto, 3 de 4 otro nuevo selfie conmemorativo y Sierra Nevada conquistada.

Contemplamos desde este punto las 4 sierras e iniciamos el descenso hacia Alboloduy. Las vistas finales de la bajada son sencillamente espectaculares, con el desierto de fondo y los cañones de la rambla que llega hasta el pueblo. Nos disponemos a cargar agua y víveres, pero a Manolo le sale la vena de inspector de calidad y nos prohíbe llenar en el lavadero. Nos vamos para Alhabia y vamos al bar de la plaza del pueblo; Camarero del bar: “¿pero cómo habéis salido a estas horas con la calor que hace?” (está claro que mi GPS es el que marca bien la temperatura y no el del Congrio!) Nos miramos los 4 y nos empezamos a reír. Trasladamos al hombrecillo nuestra locura y nos ofrece llenarnos todos los botes y mochilas de agua fresquita, yo creo a modo de recompensa y con el objetivo de que nos llegue el riego a la mente!

Debatimos si subir por el cemento hasta Alhama y Manolo propone una alternativa mientras salimos de Alhabia. Rafa el tabernero superviviente, dice que prefiere seguir para Tabernas, pero rápidamente es convencido con frases tipo: venga hombre, no se va a meter Raúl contigo…, esta ruta no se va a volver a hacer más, ahora que queda la última no seas gayer, y unos cuantos improperios más, hacen que siga con los 3 M3K e ir a por la cuarta!

El desvío de Manolo, es como primer “recorte”, una rampa de cemento del 57% por lo menos, que a estas alturas parece que sea del 90%. Molinillo molinete, paciencia y sobrados, hasta el punto de que Manolo propone subir a la ermita de Huécija! Alternativa ni debatida, que se descarta sobre la marcha y ya estamos en el cruce de la carretera de Alicún. Otro amago de retirada del tabernero a estas alturas, pero nuevamente es míseramente engañado y le contamos que solo son 6 km de subida hasta el parque eólico (pos no te queda na!). Subida con viento de cara (los pronósticos meteorológicos que nos trasladaron por el BiciGay eran ciertos!), pero ya no hay quién nos pare, Manolo y Congrio se destacan y Rafa, inspirado por el espíritu M3K y por los dos kilos de pasas que ya se ha comido, hacen que culminemos el 4º hito! 4 de 4, selfie conmemorativo y Sierra de Gádor conquistada.

Nos tomamos un par de minutos para divisar los 4 puntos sobre los que hemos estado. Grande la sensación que se siente, que paga todo el sufrimiento acumulado! Rafa decide bajarse por dónde vino e ir para Tabernas y esta vez no tratamos de engañarlo al pobre, está claro que ha cumplido! Grande este tabernero que ha dejado el pabellón bien alto y no como nuestro Raúl.

Empezamos a bajar dirección a Enix y la tensión se empieza a mascar en el ambiente. Parece mentira, pero todavía quedan fuerzas y es el momento para empezar a demostrar lo hombres que somos y quién es el rey de la manada M3K. Ataque, contra-ataque y pasamos Enix en un plis, cruzándonos con un biker que nos saluda diciendo “las 4, las 4!” con cuatro dedos levantados! Coño que tenemos seguidores y expectación a nuestro alrededor! Paramos en la fuente, recargamos agua y ponemos ritmo bastante alegre cuando a lo lejos vemos venir a un tigre de bengala blanco o un “tigretón” a unos 200 metros corriendo cerro abajo en nuestra dirección. Las dudas empiezan a asomar y empezamos a preguntarnos: y si nos pilla? Coño que cada vez está más cerca! coño que no se para! coño que viene! Uf! menos mal que empieza la bajada! Después del susto, parece que las ganas de atacar se han ido y empezamos a bajar dirección Almería!

Piedras, piedras, piedras, piedras, piedras y cucha… Juanolas! Se une a nuestra bajada y le vamos transmitiendo nuestras sensaciones. Nos comenta que nos ve consumidos! Parece que las 4 sierras han hecho mella y en el cuerpo la llevamos! Los fantasmas comentados por el Bichito empiezan a llegar en la hora 13 y el deseo de beber cerveza está muy presente! Como recompensa al esfuerzo, tenemos preparado en la Congriohouse por el cocinero estrella M3K Brochini, una suculenta cena, para reponer las fuerzas gastadas y empezar a recuperar el cuerpo para la próxima edición! Ruta perfecta, sin averías y sin contratiempos! Toda una experiencia inolvidable, en la que sin duda habéis estado presentes todos los M3K!

Powered by Wikiloc