II Reto Caniles 2014



CRONICAS DEL II RETO DE CANILES 911 (15/06/2014)
L@S M3K A LAS PUERTAS DEL INFIERNO

La batalla se empezó a gestar tiempo atrás, para algunos su 2ªvez. Canito nos había buscado un buen refugio en la zona, un estupendo centro de operaciones. Y el viernes trece a última hora, casi a las 12, mi familia y yo nos presentamos allí, con mi característica timidez que a veces me hace quedar por borde. La mayoría ya estaban allí.

Aunque al principio parecía que todo iba a ser un desastre, debido a las bajas de última hora,  pero al final como buenos M3K fuimos encajando todas las piezas del puzle y todo salió perfecto. Pasamos un perfecto finde de convivencia con los compis de afición y respectivas familias. Se echo de menos a Alonso, Beatle y Diego que última hora no pudieron venir. Me quedo con buenos recuerdos de todos allí juntos preparando la mesa para comer todos juntos, los niños juntos allí jugando con las gallinas y con el dichoso pavooo que no nos dejaba dormir. Esa hora de la siesta escuchando viejas historias de nuestro presi, perdona presi por roncar… no es que me aburriese es que estaba cansao, je je

Llegan las 6 am del domingo 15J todos los M3K en pie como buenos espartanos preparando sus armas… poco a poco salía la caravana M3k camino de la Salida del II reto de Caniles, la suerte estaba echada, los nervios a flor de piel, resuena en mi cabeza una vieja canción de Duncan Dhu

“Barcas a la mar,
campanas en la gran ciudad,
el viento a favor,
es hora de marchar.

Y los viejos cuentan con tristeza
que en el mar
hubo mil ballenas, -hoy decenas-
y Dios dirá.

Ballenas a babor,
listos cuerda y arpón.
No hay duda que hoy habrá
un perdedor.

La caza terminó
entre salitre y sudor;
el cielo enmudeció,
…”

Cada uno en su cabeza tenía su plan estratégico diseñado, yo no lo tenía claro pero si licencia de la familia para tardar lo que quisiera. Solo quedaba ver que sensaciones me transmitía mi cuerpo para tomar la decisión final: Completar el reto o no correr riesgos y quedarse con la corta que no era poco. Llego el momento de las firmas y recogidas de dorsales oportunas, las fotos de grupo de rigor…algún pis de última hora ja ja, y nos situamos en el cajón de salida. Comienza el reto, las salidas  en pelotón para mí son odiosas lo paso muy mal, frenazos, adelantamientos sin sentido…un agobio, llego hasta las chicas y me quedo detrás van llegando los demás y formamos un pequeño pelotón M3k, Angie tiraba del grupo, mientras el presi nos regañaba por la pasividad que teníamos, sonó el pistoletazo de salida y aún no estábamos en el punto de la salida lanzada. Entonces  el presi impuso un ritmo más alegre ayudado por los jadeos de nuestros incondicionales de Caniles, que nos demostraban el gran afecto que nos tienen, empezaron todos a tirar y las chicas, que decidieron escoger un ritmo más conservador empezaron a quedarse atrás,  mientras yo los perdía a ellos porque mi cuerpo no reaccionaba, no arrancaba, trataba de arrancarlo pero no había manera, pensaba que mal pinta el día de hoy.

Veía a lo lejos a Miguel pero era inalcanzable. Finalmente alcanzo un grupillo del Presi, y de Miguel, parecía que la cosa mejoraba. Después y gracias a la Suegra de Eustaquio (fue un complot, Eu jaja) conseguimos pillar a Eustaquio, Dani, Víctor…Perdonad si me olvido de alguno. Una vez unificados de nuevo, empezamos Eustaquio y yo a tirar del grupo, poniendo un ritmo facilón, comenzamos el preludio de la cuesta del morax y Dani ofrece un ritmo más intenso, yo me pego a su rueda como si me fuera la vida en ello. Yo enviaba mensajes subliminares a Dani para que bajase el ritmo, “Dani esto es el preludio aún no ha empezado la subida buena, ¿no?… pero Dani aceleraba más ja,ja. Con aquel esfuerzo por seguirle y como un galgo cegado en pillar a su libre, consigo que mi cuerpo empiece a reaccionar, empezamos a recoger los cadáveres que empezaban a caer en el preludio de lo que sería la 1ª batalla del día. Entonces aconteció un hecho curioso en una de las cunetas nos encontramos paraba a una chica con pinta de PRO, que arrancaba, y dado el buen ritmo al que subíamos yo pensé que se podría a rueda… pero sonaron tres “clack” característicos de los cambios cuando bajas piñones, y arranco como si de un Formula 1 se tratara, dejándonos a Dani y a mí, tragando polvo, no dábamos crédito, se alejaba de nosotros con una facilidad…. Total llegamos al 1 avituallamiento sin pena ni gloria, y nos volvemos a reagrupar, le comento al Presi la jugada del Formula1 y me contesto sabiamente “no te ralles, que cada uno lleva su guerra particular”,  mientras bajábamos dándonos un respiro para empezar la subida del primer puerto serio del día. Dani, en una afición extraña que desconocía de él, casi saca de pista a Miguel en una curva.

Kilometro 25: Cano y el Presi hacen uso de su psicología invertida para minar mi moral, a lo que yo les contestaba “si si esperadme que ahora voy… pues temía que en algún momento caería después del desgaste que estaba realizado por seguir a Dani. Aquellas voces de pronto se callaron… después me enteren de que habían pinchado, perdonad que no parase pues no me entere o si me gritasteis pensé que era en coña.

Yo seguía centrado en no perder la rueda de Dani, ni perdía el tiempo en mirar por donde iba pues no quería ni saberlo, solo quería acabar aquel 1 puerto.

Creo que sobre antes del  kilometro 30 , Dani y yo tenemos una visión en el horizonte… el F1 estaba allí a nuestro alcance, incrementamos el ritmo, le pasa Dani y yo con mi600 me lanzó como un atentico caza, ávido de vendetta, pero salto ese chip de mi conciencia “Nikiana” que me hace hacer cosas raras, y baje el ritmo para pasar suavemente sin incordiar. Pero gire la vista y vi la fatiga, y pensé que a mí no me gustaría que  a mis compis o mí nos pasaran, sin darnos una palabra de aliento, esa que siempre sabemos compartir en este sano mundillo del MTB todos los aficionados.  Solo tenía dos opciones: empezar una encarnizada lucha sin sentido, en la cual sólo acabaría derrotado y con un enemigo más para los M3K, o bien, colaborar y así conseguir el mejor de los resultados, y una amigo más para los M3K.

Le dije “ponte a rueda”, me respondió con un “si” dudoso, y tras unos momentos de dudas en los que Dani se me fue, nos pusimos a trabajar juntos. Tras unas cuantas curvas, en una recta divisamos en el horizonte a Dani, y le dije “vamos a por mí compi” y me dijo “venga vale”. Conseguimos alcanzar a Dani, al que le grite al alcanzarle” Vamos Dani”, miro con cara de sorpresa pero más aún cuando vio que el F1 venía a rueda.

Empezó un terreno que a mí se me da bastante bien, para coger velocidad y se me quedaron el par de dos atrás y reduje velocidad. Dani (irónicamente creo) me gritaba si te ves fuerte tu sigue, a lo que respondí “NO, nos vamos todos juntos”, no podía ser de otra manera si había llegado hasta allí era gracias a Dani. Empezamos a charla y a presentarnos,” soy Dani, yo Niko y ella se identifico como “M””, entonces le ofrecí un pacto te ayudamos (pensando en que iba a hacer la corta) a cambio de que el año que viene vayas a nuestra carrera la “alpujarra y pedal, de Padales”, y M acepto el trato. Entonces en una curva traicionera, en la que tuve que rectificar trayectoria, Dani vuelve a hacer de las suyas y casi saca de pista a “M”, este Dani tiene una mania de echar gente a la cuenta.

Llego el momento de la división larga y corta, M lo tenía claro se iba a la larga, Dani y  yo nos miramos(de nuevo sorprendidos, esta chica es una bestia…), pero Dani lo tenía claro se iba a la corta, pero yo estaba dudoso, pues me encontraba bien aunque sabía que iba justo para la larga, el demonillo de Miguel empezó a decirme, si se viene alguien yo me voy, además si son las 11:30 donde vamos tan temprano a Caniles (pobres ignorantes, pos no queda naaaaa, que verdá é) . Pensé con un poco de suerte puedo llegar para las dos y que demonios “ porque hoy…hoy no sé, pero voy a pasármelo bien…(Hombres G)” jaja. Miguel decía como te lo pienses dos veces no nos vamos nunca, y le dije venga tira y nos aventuramos a la larga.

Empieza todo con una bajada  muy divertida con sol y sombra, … Aunque por las caras de los Pros con los que nos cruzábamos me hacían intuir que aquello que para Miguel y para mí era una simple vuelta a aquel cerro gordo, no tenía nada de paseo, pues por sus caras la batalla hacia la que nos adentrábamos tenía pinta de ser j…. Pero como valerosos Espartanos, duros M3K, a pesar de saber que no hay regreso, no somos cobardes, y  luchamos hasta el fin. Esa moral se me acabo cuando me tope con un cortafuegos del cual ya me había advertido el Presi, Bichito te quedaste corto que lo sepá…, no me rio porque es pa llorar.

Pronto empezó la subida,  nos topamos otra vez con “M”y con un muchacho de carboneras, hicimos un grupito de cuatro y la verdad aquella subida se hizo amena de subir, íbamos charlándo. La verdad que en esta ruta me he divertido mucho por eso, pues en casi todas las subidas he ido acompañado de buenos compañer@s, y últimamente o voy solo o voy persiguiendo la estela de alguno con 29”, que me lleva con la lengua fuera, intentando demostrarme que las 29” anda más, …que eso ya lo sé , que me falta horas de bici …también, que pa ir a así mejor solo, también…no pasa naaa pero que eres un “rancio” solitario también…

Pasamos por el cartel de “vamos que se tu suben los caracoles por la rueda” y nos reíamos que ilusos… , yo pensaba hoy no va ser, hay maé mia, lo que estaba por venir…

 

Por el kilometro 45 mi cuerpo me decía “estas en reserva”, tenía ya signos claros de agotamiento, la molestia de la rodilla empezaba a hacerse pesadilla…

Se lo comunico a “M”, la cual en un intento de que no me viniera abajo (no sé yo) me dice “ no te vengas abajo que estas a la mitad”.

 

No se como pero en cosa de dos a tres kilómetros mi cuerpo se derrumbo totalmente, cuando parecía que se acababa el puerto nos hacían girar a un sendero entre pinos, la cosa se ponía muy muy seria, y por si no era suficiente encima te ponen un cartelito “ para decirte “ te vas a bajar y lo sabes”, el muchacho de carboneras que se quedo atrás conmigo cae pie a tierra, yo intento resistir pero la rueda pesaba mucho, quizás por culpa de los caracoles de antes… Veo a mitad de la cuesta a “M” poner pie a tierra. Eso significa que esto va a peor, que horror. Observo como las hormigas me adelantan y decido que es el momento de echar pie a tierra, que dolor… se alzaba ante nosotros un autentico coloso de cortafuegos…  no se como pero llegamos al final del corta fuegos y al avituallamiento, donde Miguel esperaba tomandose una cervecilla, que me ofrece pero en ese momento no estoy pa ná. Depues de reposar un poco, sale “M”, el chico de carboneras y Yo, pero me vuelvo y le quito la cerve a Miguel, le pego un trago y salimos los dos buscando la deseada bajada. Después de avanzar unos metros y volver a quedarme atrás, engancho la bajada que si era colosal para subirla para bajarla no era menos, “tas acojonao y lo sabes”…

 

Consigo alcanzar a “M” , la cual se había bajado pues era una zona casi vertical, y le digo voy mueeerto, salí lanza´o para abajo, otros corredores me decían de todo ante su imposibilidad de bajare montados… y yo les contestaba “trankilo majete en tu sillón”(Celtas Cortos), a mi me daba igual, pero tenia muy claro que no volvia a poner pie a tierra. Después de aquel mostruoso cortafuegos nos paramos a esperar a “M”, puesto que en esa bajada habíamos pasado a varias de su categoría que iban mas lentas que ella en la bajada, y con la emoción de ayudarle a sacarle distancia a sus contrincantes nos da un nuevo subidon de moral y sacamos nuevas fuerzas, bajamos flechados hacia el tramo del Rio Tablas. Alli de nuevo empezaría la subida y mis mermadas fuerzas no me dejaron seguir el ritmo de Miguel y “M”, casi hacia el final de esa subida me paso una chica con la que “M” luchaba por la tercera plaza, y veía que casi les daba alcance por lo que Miguel y “M” deciden pasar de largo los dos últimos avituallamientos, y junto a que yo si pare pues me cogieron al final una ventaja de 16’

 

Km 62 Perdi la rueda, me quede solo: como diría Bisbal “ nunca imagine que después de tanto tiempo me sentiría desolado..Veíamos nuestras sombras proyectadas en el terreno, como gigantes, creímos que la vida nos daría un destino aun mayor… tu estrella fugaz que se desvanece en el calor de este caniles…”ja ja

 

Km 65 a consecuencia del calor y las ausencias de sombras resuena en mi cabeza aquella cancioncilla de la escuela, “que llueva que llueva la virgen de la cueva…”  eludo cualquier responsabilidad de las últimas tormentas, je je.

 

Lo que es perder la rueaa, ya entiendo porque los pros no se paran ni a beber, es por no perder ruea.

 

Km 70 en mitad de ese solanero que me está haciendo perder la cabeza me topo con un autentico oasis el último avituallamiento, no solo oasis en cuanto a poder repostar, etc… Los voluntarios estaban súper pendientes de todos nosotros, a pesar de ser los últimos de ser más de las 14, estaban allí atendiéndonos como a reyes o a estrellas de la alta competición. Una vez más me sentía como en casa y me recodaban al esmero y cariño que le ponen los voluntarios de Padules y nosotros en nuestra carrera “la alpujarra y pedal”. Les pregunto: “¿ cuanto queda? y por favor la verdad ee”, y fueron bastante sinceros, pero me decían si has llegado aquí lo que te queda lo superas. Gracias por esas palabras.

 

Km 72 después de pasar por una agoniosa rambla en la que el tiempo parecía pararse, me topo con una bajadita que me dio la vida, y con unos sonrientes agentes de la GC, que allí al pie del cañón estaban dándonos servicio con una amabilidad que era de destacar.

 

Creo que eran ya la 14:30, y pensé supongo que mi familia se habrá ido ya, bueno espero que estén comiendo en algún sitio al fresquito, por que no veas que calor, lo malo no veré a mi peque cuando llegue. Esa ribera del rio Galapon, interminable con esa bajada, que de bajada no tenia ná, ojú.

 

Km 80, mas o menos, pues el cerebro estaba ya licua´o. Cuando ya estaba a mi alcance Caniles villa deseada, me desvía un graciosillo voluntario a la rambla( por cierto me pareció ver, que tenia cuernecillos y un tridente, sería un espejismo)… no me lo puedo creer lo de hasta ahora había sido el jardín del infierno, seria ahora cuando me toparía con las puertas del infierno ….

 

El cuenta no avanzada, km 84, 86, 87…, mirabas al horizonte y veías una cintilla, pero cuando llegabas a ella, veías otra aun más lejos. Pensabas bueno detrás de aquella estará el desvió al pueblo, pues no, era aún más lejos…así por lo menos 10km

 

Por fiiiiiiin¡¡¡, el desvio al pueblo, allí a la entrada un gentil PL que me indica la dirección a seguir en el cruce, yo que me meto y aparece una patrulla de la autoridá a toda cebolla, y yo que no puedo ni hacer el amago de acelerar y pienso, que sea lo que tenga que ser… y ese PL que se desvive hasta por un ciclista moribundo y para a quien tenga que parar, ole ese Municipal. Se para la poca brisa que traia  en la rambla y se me viene todo el sudor a los ojos y me quedo cegato perdio´o , como puedo a tientas voy subiendo esas últimas calles de Caniles, me voy refugiando del Sol por la sombras de las casas y poquico a poco llego a meta,… por fin, y allí estabais  todos, compis y familia, gritándome y dándome la bienvenida como si fuera el primero ¡Gracias, os quiero¡,