I Bici-convivencia Mastrinkais

Bici-convivencia Mastrinkais – Cruce Los Góngoras from Los Mastrinkais on Vimeo.


I Biciconvivencia competitiva Mastrinkais from Los Mastrinkais on Vimeo.

Tres valientes salimos desde Almería a las 8:30 dirección al Minihollywood, el Comandante, Congrio y el que escribe. Por cierto, el Congrio se retrasa unos minutos y el Comandante también… me parece que hay algún tipo de virus circulando por Almería y que está afectando a los M3K. ¡Habrá que vacunarlos!.

El día se presenta emocionante. La organización nos tiene preparada una jornada de “Bici – Convivencia”, que básicamente consiste en realizar un recorrido por parejas y luego un tercer tiempo amplio donde se decidirá a la pareja ganadora.

Partimos hacía el Minihollywood, Jorge ameniza el trayecto contándonos sus vivencias con el Bitel en esa semana. Charlamos sobre el tema de moda cuando se acerca el invierno: “Los cotos de caza y sus cazadores”. En fin, que sin darnos cuenta hemos llegado al destino. Allí se encuentran Carlos, Gastón, Cano, Juanolas, y algunas de sus señoras.

Una vez reunidos con el resto de participantes que vienen desde Tabernas, se reparte una cuartilla informativa del sistema de puntación y reglas del juego. Después de que la organización aclara algunas dudas, se realiza el sorteo de las parejas. Había dos bolsas, una denominada de los “buenos” y otra de los “malos”, jajaja. Esto creo mucha controversia, pero hubo muchas risas y de eso se trataba. Total que las parejas creo recordar que quedaron así:

Congrio – José Luís
Manolo – Eu
Juanolas – Jorge
Diego – Angi
Miguel – Ana

El objetivo era repartir un poco las fuerzas y con el sistema de puntos ideado, que cada miembro de las parejas luchara dentro de su grupeto.

Pistoletazo de salida y en las primeras rampas, Juanolas, Congrio y José Luís se lanzan a toda velocidad, en un par de curvas los dejamos de ver. Eu y yo, ponemos el modo “Eco” y para arriba. Por detrás el resto de los participantes a pocos metros nuestros.

En la fuerte rampa, antes de llegar a la cadena, me separo un poco de Eu. Y al llegar a la cadena veo a los tres de la escapa esperando. Me comentan que hay cazadores y que no podemos pasar. Efectivamente, en lo alto del cerro hay un cazador con un pedazo de escopeta que da miedo. Así, que le digo al Congrio que mejor darse la vuelta y decidir abajo que hacemos.

Vuelta para abajo y al llegar de nuevo al punto de partida, hablamos con los organizadores y decidimos subir por el Minihollywood al Puntal y bajar a los Góngoras, el avituallamiento se encontrará en el cruce de los Góngoras.

De nuevo Congrio, José Luís y, esta vez junto con Diego, atacan nada más comenzar la subida. Así que por dar un poco de guerra me uno a ellos. En las primeras rampas antes de la Virgen del Congrio, se producen unos cuantos cambios de ritmo y una vez dada la patada al avispero, que cada uno se salve como pueda. Al pasar la Virgen del Congrio nos quedamos José Luís y yo en cabeza y unos metros atrás el Congrio y Diego.

José Luís, había realizado un entrenamiento preparatorio para una media maratón el día anterior, y aún así estaba imprimiendo un ritmo de subida que me costaba seguir en algunos momentos. Así que comienza el ataque psicológico, jejeje: Él no se conoce la subida, es su primer Puntal!, así que le comento que es bastante dura, que reserve que lo más duro viene al llegar al pinar. Y parece que surte efecto, porque en una curva veo que se queda un poco , estamos en la zona anterior a la entrada al pinar, una de las mas duras de la subida. El Congrio y Diego se ven unas curvas mas abajo.

Y desde aquí, hasta arriba, a sufrir un poco para mantener el hueco.

Llegado al cambio de vertiente, el viento hace aparición y el frío empieza a calar en el cuerpo. Menos mal que los chicos están en el cruce de los Góngoras y tiene preparado un avituallamiento en toda regla y lo mas importante, se han subido con la furgoneta de Gastón, que será el cobijo de los mas frioleros, jejeje.

El frío empieza a hacer mella y, primero yo, luego Juanolas y después José Luís, nos vamos refugiando en la furgoneta, ya que empezamos a tiritar sin control.

Pasado un rato, un grupo de cinco (Congrio, José Luís, Juanolas, Diego y yo), partimos hacía los Góngoras para continuar con parte del recorrido. Al llegar al Cortijo de los Góngoras nos desviamos a la derecha y seguimos por una pista con continuos sube y baja, para mas inri, los niños están juguetones y no hay manera de seguirlos ni subiendo ni bajando.

Llegamos a un cortijo donde nos desviamos a la izquierda y comenzamos a bajar por una pista bastante cerrada y muy rota, los de las 29´ van que vuelan y en seguida abren hueco. Llegamos a una rambla y más de lo mismo, ¿qué demonios llevan esas bicis que no hay manera de cogerlas?, jajaja.

En una pista en mejor estado, José Luís corta la cubierta trasera. Juanolas le presta una cámara, reparamos el pinchazo y, seguimos al encuentro de Diego y Congrio.

Desde aquí, mas sube y baja por pistas, hasta llegar a Tabernas.

Una vez en el área recreativa, comienza lo más divertido: La convivencia.
El tercer tiempo, como siempre, genial. Muchas risas acompañadas de abundante comida y bebida, jejeje. Las cocinillas del grupo, nos tienen preparada alguna sorpresa y, esta vez no deleitan con magdalenas, pan dulce, tarta de manzana (pizza de piña, para algunos, jajaja). Buenísimo todo!. Un 10 para ellas!.

Llegado el tiempo de las bebidas espirituosas, se empieza a gestar la “polémica” del día. De esto ya hay vídeos y seguramente correrá mucha tinta, jejeje.
En resumen, un día excepcional de Biciconvivencia, con una gran organización y un grupo de amigos dispuestos a pasarlo genial. ¿Nos vemos en la próxima, no?.

PD: Se me olvidaba, el premio lo ganamos Eu y yo!. Jajajajaja

Captura de pantalla 2013-11-19 a la(s) 10.20.03
Captura de pantalla 2013-11-19 a la(s) 10.20.14