El Soplao 2013 de Los Mastrinkais

Cano terminando Soplao 2013 from Los Mastrinkais on Vimeo.

Crónica de Cano
Voy a empezar la crónica como las que se hacían antes, para no perder la esencia, ni nuestra personalidad. Son las 4:30 de la mañana suena el despertador y a mi lado yace una “Anjana” (mitología Cántabra). Hago esperar a Diego “Elbueno” lo justo para que no me mate y nos vamos a casa de Guillem. Recogemos al Bichito e iniciamos nuestra partida hacia el norte, allí vamos Guille, Diego “ElBueno”, ElBichitodelaluz, Jaime, Congrio y yo un servidor Cano. Vamos en la furgoneta como un lote defectuoso de anchoas del cantábrico para ser devueltas de nuevo a Cantabria. En ese momento soy consciente de donde me he metido, las voy a pasar muy putas y para no agobiarme doy una cabezada y me quedo velaillo.

El viaje ameno, gracioso, si aburrirnos no nos íbamos a aburrir, además las nuevas tecnologías hacen que se sepa todo todito todo.

Llegamos a Cabezón sobre las 4 de la tarde, recogemos los dorsales y el Bichito me acompaña a un momento duro…la recogida de los dorsales de la vergüenza. Nos damos una vueltecilla y nos compramos sales para los calambres y algún que otro gel para los calambres…acertamos de lleno.

Nos dirigimos al cuartel de operaciones situado en Ruente, por un momento me arrepiento de saber que el hotel esta justamente en el famoso puentecillo y que la carrera por delante. Va a ser duro pasar por ahí y no sufrir la tentación de abandonar. Hacemos el reparto de las habitaciones y me escojo al Bichito de compañero, tenía que cerciorarme si la leyenda del serrucho era verdad o solo una leyenda….Serrucho no…tiene el tío una machina de hacer corte a inglete eléctrica!! El Congrio, Bichito y yo amos unas cabezaillas mientras vemos el tenis y nos quedamos velaillos de nuevo. Los demás se van de shopping. Ya empieza a anochecer y los cuerpos se van recuperando y pidiendo guerra. Nos vamos de cervecillas y enganchamos la cena con ganas. El restaurante es de los de mesa y mantel. Cenamos…JIJI JAJA JUJU y como no…(Jaime, Congrio y Guillem) los pros se retiran, pero los ELITE-PRO se quedan. Aunque no lo sabíamos….el Soplao no empezaba el 18 de Mayo a las 8:00….empezó el 17 de Mayo a las 00:00.

Lamiendo ya el ultimo cubito de ese delicioso Ginc Tonic nos dicen que los de la Ultramaraton están por pasar…salimos a ver el paso por Ruente, justo delante de nuestro hotel. No podemos creernos lo que vemos…Nuestra habitación está en el bajo, hay un bullicio que pá qué y además un tío con un campanon que la agita con mucho esmero al paso de los corredores….la que nos espera. La imagen de ver la montaña en la noche frente a nuestras narices, llena de pequeños puntos de luz bajando por vete a saber dónde es alucinante. Nos dejamos llevar por la euforia y nos quedamos a verlos pasar y de repente aparece el primero, corriendo que se las pelaba, Diego y yo tenemos que tranquilizar al Presi…se quiere meter ya en la ultramaraton!!

Ya después de verlos un rato decidimos irnos a la cama que mañana seremos nosotros los que pasaremos por el puente de Ruente. El hotel tiene dos loros muy graciosillos que al entrar te silban y dicen…noooooo!! Jajaja. En la habitación el Presi se pone más eufórico…el Atletico ha ganado la copa del Rey! Me costó trabajillo dormirlo…

La otra cara de la moneda.
Después de la euforia llega la calma…suena el despertador, son las 6:00 de la mañana, hemos dormido apenas 4h. Abro la ventana y hace un frio que pela. Jajajaja la cara de Pepe es un poema. Nos vamos a desayunar y pensamos…..pá que me dejaría yo liar anoche!! Jajaja.

Salimos hacia Cabezón…montamos las bicis y bingo! Me he dejado los dos botellines de sales y agua en el hotel…raro en mí, no llevo camelback por llevar ropa y sin botellines para llevar agua. El congrio que es mi hada madrina me cede el suyo. Partimos hacia la salida y casualidades de la vida volvemos a ponernos en el mismo sitio que el año anterior. Foto de rigor, bromillas…JAJA JEJE JIJI JUJU y dan la salida. Es algo que no se puede describir… “Thunderstruck” de fondo, la genta aplaudiendo…alucinante!!! Sigo a Congrio y Guille, pero Congrio tiene problemas mecánicos y por un momento pienso…este tío no llega a la vuelta de la esquina, le salta la cadena y no puede ir en el plato mediano. Jaime y Diego desaparecidos por delante, el bichito… ¿Dónde estará el Bichito? A unos 3 km de la salida nos encontramos con un embotellamiento en el que hay que poner pie a tierra y andar un rato, pasado ese tramo no tiene sentido intentar ir con ellos…y los dejo irse. Me quedo solico. Me voy animando a mí mismo, venga que no me queda nada, que puedo hacerlo y lo voy hacer. Este año no he podido salir tanto en bici y no sé si voy a ser capaz de terminarla. Mi mayor preocupación es que me den calambres.

Empieza el turrón y la Cocina delante de mí, te deja sin palabras ver ese paredón lleno de barro y de ciclistas. Sin palabras. Después del tramo andando me subo en la bici y tooooópaárribamecaaaagoenlahostiaaaá joooooderrr!! Jajaja.

Empiezo a subir el Soplao, esta asfaltado y se lo comento a un chaval que me acompañaba. Me dice si lo había hecho el año anterior.

– Joder!! Y lo terminaste?? Ah! Pues si es a este ritmillo en 15 o 16 horas lo terminamos!

Empiezo hacer unos pequeños cálculos logarítmicos….uuuff!! No me gusta nada lo que me ha dicho, que voy a llegar a las once o doce de la noche???!! Muy educadamente bajo un par de piñones y aprieto un poco el culo. Se hace corta la subida al Soplao, llego al avituallamiento y recargo un poco de todo. La bajada es súper jodida, es un lodazal pero ojo! Llevo el guardabarros y no me salta ni un miligramo de barro a la cara, ni gafas necesito…eso sí, atrás a escape libre…que les den! Al finalizar la bajada y coger el tramo de asfalto unas chicas están dando pañuelos a todos los participante para que se quiten el barro de la cara. En estos pequeños detalles te das cuenta que esto es un carreron.

Joder, voy disfrutando llevo un ritmo que no me canso ni tampoco voy tocándome la bandurria. Voy mirando el paisaje, me falto hacer fotografías. Como es normal después de lo bueno siempre llega lo malo. El siguiente puerto es el monte AA y hay que cruzar un rio que te llega a la cintura. Veo a un grupo que lo cruzan por unas piedras y decido copiarlos. Primero miro y veo a gente cruzando con el agua por encima de las rodillas…otros quitándose las botas y descalzo y yo como un jilipollas por las piedras. El chico que cruza delante de mí tipo nuestro Miguel Induráin, con pocas piernas vamos, lo cruza sin problema, pero yo que soy algo paticorto le copio y al apoyar la segunda piedra me resbalo y me caigo, si si me caigo de espaldas al rio. Me levanto de un brinco de lo fría que esta el agua, me he puesto chorreando y lo único en lo que pienso es….mierda se me ha mojado el móvil!! Se me han llenado los calcetines de agua, vamos, voy calaito hasta los huesos. Al llegar a la otra orilla, el que cruzo detrás de mí, me dice:

– Hostia Chaval!! No te preocupes!! Para ti es como si estuviese lloviendo!!

Miro corriendo el teléfono, está sano y salvo, la ropa de repuesto también está seca, la llevaba en una bolsa, pero voy empapado. Menos mal que es subida y por lo menos no hace mucho frio.

Hago la subida al Monte AA bastante bien, voy mejor de ánimos que te piernas y con el run run, nos quitamos otro puertecillo de encima. Ya solo me quedan 4.

El cambio no me funciona bien y al finalizar el monte AA veo un puesto de asistencia mecánica ordenadamente espero mi turno y cuando me toca me da la gracia andaluza.

– ¿Qué te pasa chaval? ¿En qué te puedo ayudar que quieres?(Mecanico)
– Pues nada para que le hagas una revisioncilla….jajajaja

Le tenía que haber dicho que me mirase los retenes de la horquilla…ya se habría caído de culo…jajaja.

Este es el punto más conflictivo de la ruta, desde este punto no hay retorno si sigo no hay vuelta atrás y si decido pararme me quedo en el hotel que paso justamente por delante de la puerta. Decido pararme a coger las botellas de agua que me había dejado. Hago la gracia y voy enchufao y justo antes de entrar al puente que la gente está gritando y dando ánimos yo como el que no quiere la cosa me paro y giro a la derecha….jajaja. Paro pero la señora del hotel no está, por lo que decido seguir sin mis botellines de agua que no de cruzcampo.

A los pocos kilómetros veo a Diego “Elbueno” bajando en dirección contraria, me paro y soy yo el que intenta convencerlo de que siga, que se venga conmigo. Aquí me demostró que es todo un señor, en ningún momento me dijo que me retirase y lo acompañase, si me lo hubiese dicho no le habría dado tiempo a terminar la frase. Le pido su botellín con sales y a por el Moral.

Pasados unos dos kilómetros, me da el bajonazo psicológico. En ningún momento quiero saber realmente cuantos kilómetros llevo pero lo miro en él cuentakilómetros y veo que llevo 65 km, me quedan 100 km todavía y si quisiese es solo dejarme caer hasta el hotel. Paso un momento malo pero me autoengaño con que me queda poco….jaaaaa.

La subida al Moral, al igual que el Monte AA, con piñon 2 plato pequeño y para arriba, voy como un diésel pero voy. Pongo la braga cubriendo el manillar y el cuentakilómetros, no quiero saber ni altura ni velocidad ni na de na. Pero por mucho que me engañe…se lo que queda. Empiezan a caer algunas gotas pero muy poca cosa. Voy subiendo y pensando en el siguiente…el puerto de Fuentes es el más largo y así poco a poco consigo coronar el Moral. Recargo líquidos, remoloneo un poco pensando en que el Bichito me pille, pero no lo veo y me dejo caer. Casi sin darme cuenta voy por el kilómetro 75. La bajada ni punto de comparación con el año anterior. Sin lugar a duda. Paso por algunos puntos que no he borrado todavía de mi memoria. Esa bajada fue la última subida el año anterior, pero este año no es así. Cojo la carretera dirección Fuentes. Allí en el avituallamiento de Barcena, busco al de las mazorcas….no está!!! Busco el grifo de cerveza!! Tampoco está!!! Pero esto que mierda eééés!! Me derrumbo…jajajaja. Me tomo un café, otros 50 plátanos y algún foskito, Es curioso cómo se vuelve a repetir la historia, dos minutos después de salir de allí me acuerdo de mi pino que deje por allí. Le hago una pequeña visita y decido poner otro, que la vegetación allí esta escasilla. Como no es plan de reforestar a la orilla del camino, me pongo desde una posición elevada para ver si veía al Bichito, pero nada. Bajo de nuevo al camino y unos garrulos me dicen que había hecho trampa y tal…les comente lo del pino y sin problemas. Ya en el camino paro hacer la llamada del amor y ver el Whasapp. Lo están viviendo en directo esta gente. No tengo cobertura y dejo los mensajillos que ya sabeis. Jejeje.

Empiezo a subir y voy casi siempre con el mismo grupo, Vara e pedal, son gallegos y la verdad que graciosos y me sacan alguna sonrisa. Van como tiene que ser….todos junticos y esperándose.

Pregunto hasta que altura hay que subir pero nadie lo sabe, me pongo la cota en 1300 m si me falta me jodo y si me sobra…que chiviri que chiviri!! Se hace laaaaaarga muy laaaarga cuando vas subiendo a 6 km/h, miro la velocidad media, voy a 13 km/h y como aprobé las matemáticas en Ecuador me sale la estrepitosa hora de llegada de 12 horas….más las paradas…y me digo a mi mismo…Cano hoy llegas de noche fiera!!

Al terminar la bajada miro el cuenta….100 km…pufffff me queda 65 km y siempre alguno extra…me rayoo viiivo. No voy mal de piernas, en cualquier ruta anterior ya iría acalambrado, pero voy mejor de ánimos que de físico. Aquí si que me engaño….pienso: los últimos 20 son de “bajada” ósea me quedan 45, bien, pero si les quito otros 7 km de subida a Ozcava y otros 7 km de subida a Negreo me quedan 30 kilómetros desconocidos que se supone que no son de subida. La subida a Ozcava la recordaba durísima….el año anterior tuve que poner varias veces el pie a tierra. Me quedan dos balas, no sé si subir como pueda a Ozcava y pegarme un tiro o ya terminar como pueda. Llego al avituallamiento de Ozcava….me meto el gel de los calambres ya llevo las piernas listas, queda un tranco después del avituallamiento. Son casi las 6 de la tarde y me quedan algo más de 30 km y un puerto que no tengo ni idea. Bajo Ozcava y hay unos chavales en un casa a la orilla de la pista, tienen una buena montada, son listos no dejan pruebas de bebidas alcohólicas a la vista….se arruinarían. Sigo bajando y me hago un homenaje en el punto donde quise retirarme el año pasado, bebo agua tomo un poquito de gel y me como un pastelito de los Martínez. Lo que te cambia la vida de un año a otro, hace un año casi la palmo allí y ahora me falta tomarme un copazo.

Empieza el turrón
Me empieza a pasar factura el tiempo, voy bastante cansado y justamente al terminar la bajada de Ozcava, nos desvían a la derecha para meternos por una pista paralela a la carretera. Le pregunto a uno y me dice:

– Chaval que ya hemos terminado!! Que esto es Negreo!! Me pongo eufórico, solo 3, 4 o 5 km y ya sí que he terminado. Es una pista llena de piedras, fango, no se puede hacer montado y toca hacerla a pie. Le pregunto a otro muchacho y me dice que esto no es Negreo, que Negreo es un puertaco de dos pares de cojones y que esto es un “hijoputada”. Me caaaagoooo en la putaaaa que lo pario!!!!! Aaaaaahhhh! Salgo del patatal de piedras y efectivamente….la carretera gira a la izquierda y a escasos dos kilometros tengo el hotel…puffff!!! Kilómetro 130, son las 7 de la tarde, si giro a la derecha me puedo dar con un canto en los dientes, pero nada el demonio bueno se cepilla al malo y pá arriba hostia!!! Me dejo llevar por toda la gente aplaudiendo y gritándonos campeones. La carrera gira a la derecha, hay un rampón de cemento que me quita el hipo y se puede ver perfectamente por donde se sube….aaaaaaayyyyy!!!

Le pregunto a un muchacho que cuanto es esto, me dice que 3km. Sigo subiendo la rampa de cemento y sorpresa!! Hay un avituallamiento y huele….a lomo adobao a la plancha???? Peeeerooo esto qué eéé´lo que eeéé???!!! Me paro y me cojo uno, me lo como, me cojo otro ya van dos, me cojo un aquarius, me bebo hasta la lata, pido cerveza me dicen que no, que guarde que lo que me espera es duro, me como otro lomo y cuando voy a salir, la chica que estaba en el avituallamiento me dice que son 5 km, que mire hacia arriba…Esta atardeciendo y se ven en la cima de la montaña siluetas de ciclistas….Hasta allí tengo que subir????? AAAyyyyyy!! Pero cabrona como me dices esto después de 3 lomos adobaos. No sabe decirme la altura, pero yo si le digo la hartura que llevo yo en lo alto.

Empiezo a subir y me encuentro con mi amigo de un día de Vara e Pedal, me dice que hay un kilómetro al 33 %, no me lo puedo creer!!! Que se han traído el cerrajón de Murtas aquí o qué?? No sé si tenía un 33 % o un 23 % pero cuando vas subiendo costándote la misma vida y gira a la derecha y ves el mismísimo muro de las lamentaciones allí…de cemento no hay margen a la duda y me saco la bota del pedal. Cuesta trabajo subirlo andando y me da por volver hacer cálculos matemáticos, voy subiendo a 3 km/h, solo en la rampa esta me voy a tirar 20 minutos andando?? Puuuufff, allí un chaval de la zona me dice que no son 3 ni 4 que son 6 casi 7. Dios!!! Me cago, me meo y me chupo el deo!! Paso el muro de las lamentaciones y se escuchan unas voces a lo lejos, da hasta miedo, conforme me voy acercando veo que son 5 o 6 rambos sin disfrazar animando al personal. La sensación es que una vez llegues donde ellos 200 metros más y se acabó. Me pongo de pie, me gritan!!! Me hierve la sangre y les choco la mano a ellos, ellos sí que son unos campeones que llevan allí horas animando al personal. Me empujan y me dan el último aliento. Al pasar los 200 metros sigue la subida!!! AAAAAAAAHH!!! Estoy ya hasta los cojones, pero me parto la caja de risa, esto no es una carrera o una maratón, esto es una puuuuutaaadaa!!!. Sigo subiendo hasta que ya si por fin, veo a la gente abrigándose. Me paro y me digo a mi mismo….Cano tienes dos cojones como el caballo de Espartero. Se acerca otro ciclista y le digo:

– Chaval enhorabuena! Has terminado el Soplao.
– No sé yo…todavía queda alguna rampilla…
– Cooomoooo???

Me dejo caer, y hay alguna subida, pero ya me da igual todo, las subo de pie, voy hasta emocionado. Son como las 9 y algo de la noche, está oscureciendo y voy al límite de que se haga de noche. La baja esta peligrosa pega el viento fuerte de la derecha y vas bajando como a 50 km/h con la bicicleta ligeramente inclinada. Ademas para un buen final de fiesta empieza a chispear algo más. A mitad de la bajada se cruza una carretera y veo una subida….me da una alegría…JIJI JAJA JEJE JUJU. Le pregunto a los de protección civil y me dicen que un kilómetro….dios!! Que losa! Es suave, pero ya en este punto Kilométrico un llano de pica. Lo subo y para abajo. Bajando pienso, si veo la furgoneta en Ruente, me paro y que me lleven a Cabezón….o hasta en coger la luz que la deje cargando. Llegando a la altura del hotel giro para la derecha directo a la furgoneta pero me empiezan a gritar….están allí! Me dan ánimos!! Joer por poco me pongo a llorar como María la Magdalena.

Les pido por favor que cojan la furgo y me recojan allí. Intento coger a un grupillo de ciclistas que va delante de mí pero el viento pega de cara. Son los 7 kilómetros de bicicleta más gloriosos de mí vida, la gente te anima, te grita campeón y justamente a unos kilometros de Cabezón empiezan a pitarme y escucho….

– Daaaaaleeee a los pedales gaaaandulll!!!! Vaaaaaaaamooooss!!!!! Que se abren las inscripciones para el años que vieneee!!!

Me giro y veo a Jaime, Guille, Diego y Congrio con las cabezas por fuera de la ventana gritándome….puuufffff me dan hasta ganas de llorar. Veo el cartel de la entrada al pueblo, van a mi lado, parezco un PRO. Está empezando a llover no me quiero separar de la furgoneta ni un cm y la desvían a la derecha que me meto con ellos….jajajaj Guille me gritaa, que no es por aquí!! Sigue reeeecto!!! Jajajaja.

Entro en meta como si fuese el ganador!! Orgulloso de haberla terminado sin tener que retirarme y….empieza a llover fuerte fuerte. Busco cobijo y de nuevo….casualidades de la vida me veo igual que el año pasado….en el mismo sitio pero a diferente hora.
Me agobio un poco, porque estoy apenas sin batería, y no sé dónde están, al final vienen Jaime y Diego. El trayecto de meta al coche me pongo calaito…

El Bichito no ha llegado todavía, y está cayendo una buena, es noche cerrada. Me cambio en un chambaillo y justamente lo vemos pasar. Ya una vez todos en la furgo nos vamos para Ruente. Pepe está más que en Ruente….en Tembleque. Es impresionante…vas pedaleando y da igual…pero te paras y estas muerto. Joder le ha pillado lo peor y a la peor hora. Bravo Pepe!!!

Ya recuperados, cena de reyes, con majares cántabros deliciosos. Digestivos y a dormir.
Una vez terminado, piensas que ruta más dura….4870 metros de desnivel…y 165 km. Ya lo hice el año pasado y fue durísimo por las condiciones meteorológicas que fueron extremas y este año por lo duro del perfil, meter tal postre final en el kilómetro 140 es un putadon. Ya no va haber una tercera vez, porque como bien dice el refranero popular….a la tercera va la vencida y no quiero palmarla!!

Pd: En la cena de Navidad se va a sortear-obligar tres inscripciones al Soplao, al que le toque va por que sí. Y SOLO SI LE TOCASE AL COMANDANTE IRÍA CON ÉL. KOSDEN!!

Datos GPS
Datos GPS