Un día de nieve… de lo mas normal

Para los que quieran y puedan verlo en Full HD, aquí tenéis el enlace https://vimeo.com/60787610

Un día de nieve… de lo más normal from Los Mastrinkais on Vimeo.

Por una temeridad en la nieve no me siento las manos.
– Miércoles 27 de Febrero 20:00 hora zulú:

Comienzo a mirar páginas del tiempo por los malos presagios que se avecinaban en el “Bici Gay” (chat interno de whasapp de los Mastrinkais) y empiezo a mirar la ropa de invierno que tengo en casa, el pánico se apodera de mí y salgo corriendo al Decathlon a comprarme algo de abrigo. Al final me decido por unos bonitos leggings perdón digo mallas térmicas y camisetas térmicas. De allí directo al padel y luego unas pizzas en casa de Carlos Ramos. Durante la cena Congrio el chantajista engaña a Diego para que se apunte al día siguiente, no sabíamos la que nos esperaba. Que cuente Diego el chantaje que le hizo Congrio…espeluznante!!

Suena el bello politono de mi móvil despertador. Preparativos varios y como es de costumbre me falta algo…me faltan los calcetines impermeables!! Los busco y busco y nada…bueno no pasa nada pienso…jajaja. Iluso.

Ya a las 7: 30 en el Ballesol, ni un minuto más ni un minuto menos me planto en el punto de encuentro pero se había adelantado el Señor VItel. Bueno quien dice las 7: 30 dice las 7: 45…pero bueno vamos a la manteca.
Salimos desde el Montellano Jaime, Vitel, Er Bichito, Congrio, Guillem, Diego el Yeti y yo. No hace viento y ni un frio espeluznante. Salimos dirección Aulago por Gergal. Al coger la pista Er Bichito en su linea…Canuto que mal que voy, me voy a dar la vuelta, habrá que recortar…Anda yaaa!! A mí ya no me engañas más!! Empezamos la subida y comienza a chispear.

Escucho voces y cosas como…”habrá que subir más rápido para que nos nieve” ó “la nieve no moja”. ¿Qué la nieve no moja?? Miro la temperatura, 3ºC, las pulsaciones disparas por el Calar Alto y que suba más rápido?? Pasado ese momento de incredulidad, empieza a llover algo más fuerte, Diego, Jaime, Guille y Congrio paran a realizar el cambio de vestuario…Los hombres siguen para arriba esperando llegar a la zona que nieva para no “mojarnos”. A unos 1200 m de altura empiezan a caer los primeros copos de nieve pero sin llegar a cuajar, llevo al Vitel delante pero no soy capaz de cogerlo. El que iba “mal” por delante delante. Conforme vamos subiendo nieva más fuerte y ya si comienza a cuajar cubriendo la carretera. Es una sensación extraña pedalear nevándote pero nevándote eh!. Se decide “recortar” y subir al cruce del Chortal”. Los fuertes adelantan y siguen para arriba. El cansancio empieza hacer mella y me obsesiono un poco con la altura…joder! 1400 m queda bastante…pero mira por donde los copos empiezan a taparte curiosamente la altura del cuentakilometros, hasta llegar por completo a tapármelo del todo. Es alucinante ver todo tu manillar con más de un dedo de nieve, increíble! Pero claro todo lo bueno trae algo malo…intento cambiar de piñon y la bici me dice que tururú, el cambio está congelado, los piñones llenos de nieve no pudiendo cambiar. Un poco más adelante los veo parados y pienso bien! Se dan la vuelta, pero no, el Vitel que quería que Jaime le hiciese un Book tumbado en la nieve y posturas varias. Allí decido ponerme el chubasquero porque la nieve que me caía a mí si me mojaba. Veo al Congrio que lleva el chubasquero por encima del camelback cubriéndolo y pienso pá mí pues yo igual. Me quito la chaqueta y me pongo el chubasquero por encima de la mochila, pero hay algo que no cuadra…a mí no me cierra la cremallera y después de haber metido la chaqueta dentro de la mochila con el trabajito que había costado decido subir a pechaco descubierto solo con el malliot, con dos cojones!

Hay tramos que ya cuesta trabajo pedalear por la cantidad de nieve que hay y…premio! No puedes cambiar…así que solo plato pequeño…plato mediano. El plato grande…no gracias, no tenía tanta hambre. La temperatura llega a marcarme hasta los – 3ºC y por fin llegamos al cruce del Chortal. Está la cosa un poco por no decir muy jodida. El casco con tres dedos de nieve. Nos abrigamos y por la pista. El Bichito tirandillo y el Vitel pidiendo auxilio que no podía quitarse los guantes. Me ofrezco ayudarle “pero ojo, si al tirar del guante sale un dedo no quiero responsabilidades”. Al final no lo deje tullido. “Cano por favor coge unos guantes de la mochila”. Abro la mochila y llevaba el tío 3 pares de guantes…”No! Esos no, que no me pegan con la equipación, otros….esos no que no me entran…estos estos!!”

Al coger la pista deja de nevar, pero esos diez kilómetros se hacen durísimos, hay casi 15-20 cm de nieve y es como rodar por la arena de la playa. Hacemos grupeto Jaime, Vitel y yo, a los 100 metros me descuelgo! Jajaja. Voy quemaete y si se pone la cosa fea como estoy federado y me pasa algo viene un helicóptero a por mí ipso facto. Me tranquilizo. Como de costumbre cuando la cosa se pone fea no es cuesta abajo y los tramillos de subida se hacen duros muy duros, no puedes poner pie a tierra porque es casi imposible salir de nuevo. Llegamos a un área recreativa y pruebo a descongelar el cambio…pero no resulta efectivo el plan . Vamos tan bien de ánimos y sin frio que paramos a inmortalizar la ruta, que si una foto para mi niña, que si una foto para el Bici Gay, que si una foto para…jejeje. Por fin enlazamos con la carretera del calar alto. Allí el divino nos da un respiro y sale el sol y con las vistas espectaculares le pido a Diego que me haga una foto, Diego con el tembleque me TIRA el móvil a la nieve, “pero Diego!!” , “Nada nada no ha pasado nada”, lo vuelve a coger y…otra vez al suelo, “Diego!!!???” cojo mi pequeño Huawei entre la nieve y tiene la pantalla empañada, lo seco con mi malliot empapado, tranquilos sigue funcionando.

La carretera no tiene buena pinta, han subido algunos coches dejando la rodera. Ya casi al salir aparece bajando un todoterreno y no se cree lo que ve…siete tios en bici con un nevazo que pá que! Nos dejamos caer súper lento…15 km/h…esto?? Que me voy a tirar una hora bajando?? No se puede bajar más rápido hay tramos que hay hielo y resbala muchísimo. En una curva veo a Guille hacer el BREIKINDANCE, al Bichito haciendo el ROCOBÓ, al Vitel haciendo el MAIQUEL YASON y yo haciendo el CRUSAITO que casi me caigo.

Bajando nos encontramos a un gracioso dominguero que nos dice…eyyy!! Echadme una cuerda pá subir!! La indignación se apodera de nosotros pero vamos tan regular por no decir mal que no podemos contestar nada. Ahora lo pienso desde el sofá de mi casa con mi mantica y el radiador a mi vera, vamos a ver! Lo primero vamos bajando, que cuerda te voy a echar, la cuerda te la echaba alrededor de los huevos o como dijo el Bichito…pero es una versión para mayores de 18 años y lo mismo esto lo leen niños. Jajaja. Media hora después la carretera se pone fea fea, suben muchos coches, hay muchas roderas, tramos sin nieve y lo mismo hay algo de hielo. Bajando veo subir a Carlos Golbano…eh! En coche… ¿Por qué no subiste en bici, eh? Jejeje. Es broma, por si lo lees. Unos kilómetros después me tengo que parar, me duelen los dedos, pero en especial las uñas una barbaridad e intento calentarlas con los típicos golpecitos en los muslos. Pero que os voy a contar de frio en las manos, si sabeis perfectamente de lo que os hablo. Ya más abajo veo al Bichito y lo pregunto…Pepe que?? Con los ojos me lo dijo todo. Ya por fin llegamos al Montellano. No me siento los pies y tengo un dolor terrible en los dedos, pero hay que cambiarse de ropa. Hago un breve stretease y nos cambiamos rápidamente de ropa. Jaime dice que tiene mucho frio y que se va para Almeria, los hombres nos quedamos a degustar un bueno vino del país y los miuras una buena jarra de cerveza fría.
Que es una temeridad? Pues sí! Pero veo las fotos y me sale una sonrisa que parezco un donuts.