VII Triatlón Ciudad de Almería 2012

Sprint 750m+21km+5km

Un año más tarde he regresado al Tri que me vio nacer. Por aquel entonces nadaba y corría como complemento a la preparación de la bici, así que estaba satisfecho con no ahogarme o zapatear sin flato. De aquel día guardo tan buenos recuerdos que son los que me han traído a presentarme este año.

Como novedad el escenario ha sido el Toyo por las molestias que ocasionaba celebrarlo en el Palmeral. Este tipo de eventos deportivos es mejor esconderlos. Lo mismo le ocurre a la Media Maratón Ciudad de Almería y sus preciosos paseos entre solares y descampados, sin duda un lujo para cualquier atleta. Es un buen momento para mostrar la mejor imagen de la ciudad a los visitantes y alguno seguro que pica y compra casa en la Vega o en el Toyo. Manda…

Este año me presenté con mucha tranquilidad, con el tiempo justo y sin dudas sobre material, disposición del mismo, horarios, trayectos,… A las doce se dio la salida en la playa frente al Hotel Barceló. La gente con las ganas que tenía no respetó el arco de salida y cada uno se dispuso como pudo. Por mi falta de nervio no me posicioné bien y eso me costó tener una salida a base de palos.

Este tipo de triatlones por la distancia tan corta son estresantes ya que no se basan en mantener un buen ritmo, únicamente tenemos que ir al límite hasta que el cuerpo aguante. La primera boya fue un infierno con tanta gente, manotazos, codazos, patadas,… hasta me agarraron de las caderas para hundirme, menuda fauna. Menos mal que he aprendido a ser como un muñequito que le dan cuerda y no paran pase lo que pase, así que yo a lo mío a seguir nadando.

La llegada a la orilla de la playa fue bastante buena y no tenía grandes sensaciones de ir bien pero tampoco de ir mal. Desde la orilla hasta la zona de transición nos separan 400m por arena de playa, rampas de maderas, losas, arena, asfalto,… toda una yincana. Al salir con la bici pierdo a mi grupo de referencia por la lentitud en ponerme el dorsal, el casco y subirme en la bici.

El inicio de la bici hasta la rotonda del Toyo para coger la carretera de la playa se me atraganta y no llevo buena velocidad. Desde ese momento se que no tendría una carrera en bici cómoda. Hasta tres grupetas me pasan o me dejan en la estacada en el cambio de 180º o en las cuestecillas de los badenes. “Madre mía que patético soy” pensaba para mis adentros.

Con la resignación de un sector en bici tan malo me dispongo a correr para intentar ganar algo de tiempo y sin saber dosificarme voy corriendo algo lento hasta que en la segunda vuelta me concentro y logro ir más suelto. Terminando fuerte pero con una sensación de frustración en la bici bestial.

Al final logré mejorar los registros del pasado año, cosa fácil pero no logré mi objetivo de estar entre los cincuenta primeros. Aquí van las posiciones de los dos años donde se ve que en bici estoy estancado, he aprendido a nadar y lo que mejor hago es correr (este apartado es especialmente para el Bichito la media de la carrera a pie 3:50 min/km pero debería haber corrido mucho más fuerte).

Natación pos (2012) 74 – pos (2011) 209
Bici pos (2012) 112 – pos (2011) 143
Natación + Bici pos (2012) 85 – pos (2011) 167
Carrera pos (2012) 39 – pos (2011) 63
Total pos (2012) 69 – pos (2011) 130

Un placer conocer a Kiko antes de comenzar la carrera.

Hasta el 30 septiembre no habrá crónicas ya que el próximo objetivo es el Challenge Barcelona Maresme y ya no puedo descentrarme con carreras cortas.