Transandalus Día 1

Almería – Sorbas(Rambla de Góchar)

Después de no tener claro el día de salida(al final David decide no acompañarme), decido salir el martes 17 de Abril. Después de varios días preparando las cosas, creo salir con todo lo necesario. Eso si, descarté algunas cosas porque, aunque no he llegado a pesar la bici en ningún momento, sabia que llevaba cosas de mas, como casi siempre.

Tengo que reconocer que no sabia como llevaría pedalear tantos días en solitario., aunque la verdad es que no iba a tener tiempo para aburrirme demasiado. Se me han pasado los días y las horas bastante rápido.

Salgo a las 8:30 disponiéndome de Sole y de Eros. Creo que Sole no tenia muy claro como tomarse el que me fuera solo a un viaje de estas características.

Sabia que los 2 primeros días serian de aclimatación al viaje. Lugares y vistas bien conocidas me esperaban, así como el hecho de estar tan cerca de casa. Saco fotos y grabo vídeos con bastante frecuencia, cosa que después iría seleccionando debido a la perdida de tiempo que supone ir “tonteando” en este tipo de viajes.

El día esta perfecto(sol y sin viento) y los km.suben a buen ritmo.

La subida a Vela Blanca me confirma que cargo con mucho peso, y me acuerdo de los cicloturistas a los que he mandado varias veces por este recorrido, pero prefiero no pensar mucho en eso. Disfruto, una vez mas, de los parajes cabogatescos, hasta que me toca subir andando de Cala Higuera al cerro de Loma Pelada. En esos escasos 200m. Tengo que empujar la bici y para a descansar 4 o 5 veces, Empujing lo denomina el diccionario trasandalusero…..

Rápidamente llego a Rodalquilar y me acuerdo de Fran, al que busco en el jardín botánico. Me dicen que está con un grupo de niños y prefiero no molestarlo.

Continuo mi camino y en el Cortijo del Fraile par a comer mi primer bocata del viaje. Desde aquí hasta Aguamarga el viento me es favorable, así que Fernan Perez casi ni lo veo!!. Paso por El Argamason, lugar que no conocía y muy solitario, y tras 8 o 10 km de carretera, llego a Polopos(2º bocadillo). Desde aquí cojo la Vía verde de Lucainena de las Torres hasta la Cortijada de El Saltador. Aquí empieza otra zona de Almería que no conozco y bastante deshabitada.

Toca subir a unos 700m.y bajar otra vez hasta llegar a Sorbas. Paso varios cortijos hasta llegar a una cadena que indica el comienzo de la dura subida al cortijo La Cantona.

Arriba ya se puede ver Sorbas y empiezo a plantearme donde voy a dormir. Comienzo el descenso, que en algunos momentos es casi campo a través, y tras pasar varias Cortijadas abandonadas bastante grandes, como la de Huelí, llego a la carretera que va de Sorbas al río Aguas.

No veo ningún sitio que me convenza para montar la tienda así que, tras comprar pan y un croissant de chocolate en Sorbas, continuo un poco mas y en la rambla de Góchar encuentro un rincón que me gusta, donde monto el chiringuito.

Aquí me cocino también mi primera cena caliente durmiendo en la tienda(espaguetis parmesana), y me duermo siendo aun casi de día.