Ruta del Jamón 2.012 (XI edición)

Una edición mas ha sido un fin de semana intenso y por supuesto difícil de resumir. Voy, no obstante, a tratar de hacer un poco de historia de lo que ha acontecido y siempre desde mi sillín (como diría Pedro Horrillo).

Montse y yo salimos de casa el viernes a media mañana (al terminar de cocinar las empanadas, ensaladilla rusa y lomo relleno que horas después engullimos casi todos, faltaron Pincho y Angel que llegaron de madrugada) hacia el mercadona para realizar las compras y tras esa obligación, siempre desagradable para mi, nos dirigimos a Abrucena para tomar posesión de las casas y esperar pacientemente la llegada de los 30 participantes de este año.

La recepción es siempre un momento estelar de esta reunión de amigos, abrazos, sonrisas, recuerdos, buen vino, cerveza y sobre todo JAMON, esta vez casi en exclusiva excepcionalmente cortado por Miguel Angel Laso que ha perfeccionado la técnica y es capaz de hacerlo hasta sentado ¡Chapó por Miguel!. Este año tenía algo especial, una presencia para mi muy importante y para todos novedosa, la de mi nieto Jorge que fue presentado en sociedad. También quiero hacer mención a la participación de Iñaki Ramis al que desde hacía tiempo quería conocer y no había tenido oportunidad, al igual que me pasó con Ismael Ramis tengo que decir que, menos mal, no se parece a su padre en nada: educado, simpático, agradable y hasta buen ciclista y encima con un gran parecido a Dustin Hoffman.

Sábado 28 de abril:
Amanece con una lluvia intensa que hace que no me sienta bien del todo, pensé: “si a las 9 sigue así habrá muchas bajas” y además si aquí llueve ¿que nos vamos a encontrar en La Polarda a 2.025 m de altitud?.
Aun así me enfundo en mi maillot y culotte y desayuno con un cierto desasosiego, llega la hora de la cita y ha dejado de llover, estamos todos en el punto de encuentro dispuestos a enfrentarnos a la montaña y al tiempo, bueno………….no todos, Jesús que había dado por hecho que se retrasaba la salida se confió y ni siquiera tenía a punto su bici, en esta ocasión los gps hacen de las suyas (en sentido negativo) y sin darme tiempo a reaccionar el pelotón se pone en marcha, no hay instrucciones, ni sugerencias, ni comentarios sobre la etapa……se sale en varios grupos quedándome yo en la plaza esperando a Jesús junto a Magdalena e Iñaki. De aquí hasta Ohanes no se nada del grupo, hacemos toda la ruta los tres solos (bueno los primeros km creo que Angel y Colominas estaban también cerca de nosotros) así que poco puedo contar de cómo se subió hasta La Polarda pero subieron todos y todas, es más, Inma y Ana al llegar y por culpa de la niebla siguieron subiendo en lugar de coger el cruce de la derecha con tan mala suerte que cuando se dieron la vuelta ya habían pasado todos por el cruce excepto mi pequeño pelotón que no llegó a coronar (cogimos la escapatoria del collado del espino porque Magdalena iba ya flaqueando bastante) por lo que tampoco pudieron encontrarse con nosotros y estuvieron un buen rato pasando frio e intentando encontrar el camino de regreso a Abrucena.

La llegada a Ohanes me resultó especialmente agradable, ahí empezamos a ver ciclistas del grupo y tener noticias de ellos, unas 4 o 5 horas después de la salida y por primera vez en el día, eso me tranquilizó (aun no sabía lo de Ana e Inma).
De este primer tramo de subida destacar:
-El doble arco iris que pudimos disfrutar (yo pensaba que para ver ese fenómeno había que ir a Eslovenia y mira por donde Almería da hasta para eso)
-La subida a la cortijada de Los Monjos (un duro paseo por los almendros hasta llegar a esa cortijada que algunos visitamos)
-La entrada al bosque de pinos con una pendiente de mas del 14%
-El bosque de encinas en un tramo de subida muy cómodo
-La vuelta a los pinos hasta coronar La Polarda
-En la bajada, y ya por la otra vertiente, nos volvemos a meter entre las encinas para finalmente entrar en la vereda que nos deja en Ohanes y donde Carmen sufrió un percance sin mayor alcance.

La comida que estaba concertada resultó amena hasta que me informaron de la situación de las chicas y cogí el coche y al Congrio y salimos en su búsqueda (aunque ya inútilmente), al regresar nos encontramos al grupo presto a iniciar el camino de vuelta, al parecer hubo piques y aventuras pero nada puedo contar porque me quedé otra vez con los últimos del grupo.
Algunos participantes (que no llevaban gps) se pasaron el cruce y volvieron por carretera y de nuevo se desata la polémica gps si gps no. Sin duda los gps aportan mucho más de lo que restan pero restan ese plus de camaradería mientras se espera en los cruces. Así que he hecho autocrítica y ya nunca mas se saldrá sin haber definido claramente los puntos de reagrupamiento.
Alguien me comentó algo que yo esperaba que fuese mas comentado pero solo lo hizo una persona: “que buena y bonita la bajada de la majada de las vacas”.
Y casi todo el mundo, las chicas en general no tanto, celebraron la vistosa y espectacular vereda que te dejaba en Ohanes.

Domingo 29 de abril
Ruta de transición con solo 40 km que no debería de provocar problemas, sin embargo el tiempo esta vez no nos respetó y aunque tuvo su parte épica lo cierto es que en algunos momentos sentí preocupación, pero empezaré desde el principio
.
Esta vez si doy instrucciones claras de cuáles son los puntos donde tenemos que reagruparnos, en el primero de ellos se cumple (yo ya iba retrasado, esta vez con Montse), pero cuando Montse y yo llegamos al segundo punto ya no había nadie, así que la segunda parte de la subida la hicimos totalmente en solitario, Montse se pensó si se daba la vuelta pero tras una batería de preguntas (¿queda mucho?, ¿es muy duro? ¿hará frio?………) y con unas respuestas bien dadas decidió seguir subiendo. Le costó, pero con mucho merito y pundonor logró coronar entre una ventisca que por una parte nos gustaba (casi como a los sevillanos) y por otra nos preocupaba así que por lo que pudiera pasar llamé por tno a Beatle y le pedí que aguantase como pudiera en la cima (tercer punto de reagrupamiento), así lo hizo y con la compañía de Congrio aguantaron estoicamente hasta nuestra llegada.

Nos parapetamos en el refugio natural que se habían buscado para esperarnos y tras abrigarnos y recomponernos empezamos la bajada (Montse no ha bajada tan deprisa en su vida y es que ya empezaba a estar agobiada de tanto frio y quería acabar cuanto antes) hasta el merendero de Las Rozas donde cada uno se hidrató y alimento según su mejor criterio (paella, tapas varias, vino del país y por supuesto cervezas).
A destacar de este día:
-La primera parte de la ruta con sol y buenas vistas y siempre entre almendros alternando grandes pendientes (aunque cortas) con subidas tendidas
-Una segunda parte de pista en esplendido estado ente pinos y con una pendiente muy llevadera que nos puso a 1.925 m de altitud
-La bajada con mucha nieve y agua.
El día acabó “enca María” con una pantagruélica comida y posterior paso por la morada (y no con doble intención, jejejeje) de los sevillanos para acabar con unos cpazos de esos que preparan ellos.

Lunes 30 abril
A esta ruta yo le tenía especial cariño, sabía que habría bajas (después de dos días y con la dureza que tenía) y eso me permitiría ir mas suelto, además me hacía una ilusión bárbara que pudieseis ver y disfrutar determinados parajes que considero especiales como el altiplano a 2.000 m y el arroyo de las Moras y por supuesto, y como no, observar a los ciervos (al final yo creo que en mayor o menor grado todo/as los vimos).
Desde el punto de vista deportivo fue mi mejor día, pude ir a mi ritmo y disfruté muchísimo. El encuentro en el altiplano con los/as que llegaron a ese punto en coche, para evitar la primera subida de 20 km y la última bajada haciendo solo la parte mas bonita de la ruta, fue un momento agradable, el pelotón se convirtió en numeroso (pasó de 10 a 18 o 20 ciclistas) y cruzó a ritmo de paseo el altiplano, a esa altura solo había monte bajo y “lascas” (como decimos en Almería) poco a poco y a medida que vamos perdiendo altura nos metemos en un bosque de pinos donde ya empezamos a ver ciervos (algunos de ellos muy, muy cerca de nuestras barbas).
La preciosa subida junto al arroyo de las Moras marcó esta parte de la ruta por la cara norte de Sierra de Baza, antes de acometerla hicimos una parada para comer junto al arroyo y algunos desplegaron sus dotes artísticos bailando desmedidamente (creo que era mas por el frio que para lucirse).

Dos horas después de llegar a Abrucena y sin yo saber cómo ni quien(sois unos fenómenos), se organizó una cena a base de jamón, cervezas, vino (destacar en cantidad y calidad el que aportó Juan Colominas “cortijo postrero”) bota, mejillones, salchichón, queso……..que todos disfrutamos entre risas y alguna conversación seria (aunque informal) referente a los gps y la convivencia del grupo en ruta (asunto al que debemos prestar atención) y como las noches anteriores fin de fiesta en la casa de los sevillanos.

Se me quedan muchas cosas por comentar, muchas sensaciones y emociones por compartir pero estoy satisfecho, ha sido un gran fin de semana que ha conseguido lo que siempre buscamos Montse y yo cuando organizamos estas cosas, que conozcáis nuestra rica y variada tierra y pasar unos días con un grupo que se resiste a desmoronarse a pesar del tiempo transcurrido.
Las últimas líneas de esta crónica y como e el cine son para los créditos:

Resumen de datos aproximados de lo bicicleteado:
Unos 200 km con unos 5000 m de nivel acumulado
Agradecimientos:
– A todo/as y cada uno/a de los participantes
– A Bichito por su colaboración en el diseño de la tercera ruta (que llamaremos de Los Ciervos)
– A Ahijado por su peculiar forma de asistir y participar en nuestras rutas del jamón y por ser tan fiel amigo y desprendido en sus compras para todos (muchos de los tomates que tan ricos os supieron los aportó él)
– A Congrio, a este solo por ser Congrio
– A todos los M3K que participaron (Dani, Eu, Inma y Ana)
– A Colominas por el vino y por su colaboración.
Y chin-pum, es decir se acabó. Jajajajajajaja, me rio y solo una persona sabe porque, ¿a que sí Beatle?, jajajaja, GRACIAS ENORMES A PEPE BEATLE Y A MONTSE, sin su colaboración todo habría sido diferente y seguro que mucho peor FELICIDADES POR SER ASÍ.

Vídeo del primer día

Vídeo nevada del domingo

Sábado

Domingo

Datos GPS día 1


Datos GPS día 2


Datos GPS día 3