14 de enero Vereas de los Filabres.

Ruta por los Filabres, desde Gérgal pasando por las fuentes del Toril, La Merendera, Venta Luisa, El Conde, el Pozo de la Nieve y el Layón hasta llegar a Bacares. Y luego, para no quedarnos allí, nos volvimos a Gérgal. 87,5 km y 2600 de desnivel… ¡Hay Congrio la que te has “perdío”! El Viter ha prometido crónica y tó…

Crónica del Beatle

Era la primera cita con los MASTRINKAIS después de unas agitadísimas Navidades.
Al encuentro, acudimos una pequeña representación de los nuestros. Por orden de peso, Alonso, yo y el bichito, esta claro quien ha aprovechado mas estas fiestas.

He de decir, que como todas las mañanas, madrugadas, que preceden una ruta MASTRINKAIS, sufro un intenso y duro debate interno a la hora de saltar de la cama, pero el de este sábado fué especialmente crudo, hasta cinco minutos estuve delante del armario decidiendo volverme a la cama, y una vez vestido, casi me meto en ella a soñar con la ruta que me diera la gana. El caso es que tanto meditar,provoco el retraso suficiente para que el consabido rapapolvos del malaspulgas tuviera, esta vez, cierta justificación.

Bueno, ya estábamos preparados para partir, pero para probar hasta donde podía estirar la paciencia del bichito, Me paro hablar con uno de los cazadores que estaban en el aparcamiento, para enterarme por donde iba a ser la batida.
Había que evitar convertirnos en diana y mas llevando una presa tan apetitosa como el del “taller”.Una vez aclarado que el bichito no les interesaba, me amenazan con que como yo o el otro jabato rasurao que me acompaña, nos pongamos a tiro, no responden de controlar su instinto.

Me reúno rápidamente con ellos para decirles las miraditas de complicidad entre las 30 o 40 escopetas que había en el Montellano y emprendemos las subida de la rambla de Portocarrero.
Como sabéis, la rambla da para hablar y mucho, para cuando llegamos a la cortijada que le pone fin, habíamos pelado a la mitad de la familia MASTRINKAIS, pero del pelo que hablamos especialmente, fue el de la barba de uno de los nuestros, por su inusitado y vertiginoso crecimiento… del que creemos tener explicación.

Una vez alli, descabalgamos, repostamos un poquito,y empujamos las bicis para sortear las ruinas del cortijo y tras unos devaneos, mas propios del comandante, de por donde iba el sendero que hemos pasado miles de veces, se produce el primer incidente del día. A pocos metros iniciar el sendero ,inexplicablemente pierdo el control de mi bici y me pego un talegazo del 15 ,descojone de mis compañeros, que justificaban la caida por el desplazamiento de la carga y otras ingeniosas conclusiones relacionadas con el tonelaje del mercante.

En fin, que una vez concluido el sendero nos planteamos variar el recorrido de la ruta y subir por la pista , que hasta hora solo habíamos bajado, para llegar ,a través de los cortafuegos ,a fuente del Toril, la primera del día en la que no repostamos. Decir que la decisión de cambiar el recorrido fue trascendental, porque la batida ,se hizo precisamente por donde teníamos previsto subir, y por los tiros que oímos cuando llegamos a la merendera, ni el bichito se hubiera librado de llevarse un cartuchazo de plomo.En la merendera ,bajo un radiante sol, nos hincamos los bocatas ,amenizados con la clasificación del bichito,de los grupos que ocupan los fines de semana el monte, cazadores, moteros, ciclistas y garrafistas en honor a los dos coches repletos de garrafas a llenar en las fuente que había a nuestro lado. Para cuando el bichito empezaba a dar unos tiritones propios de una descarga de alta tensión ,reemprendemos la marcha, eso si ,ya con el frio metido en los huesos, que el pequeño calentón hasta las cúpulas no consiguió eliminar del todo.

Ahora tocaba bajar ,nos abrigamos y nos tiramos primero a fuente venta Luisa y después a la de el conde, Que sumaba la cuarta del dia , tras una pequeña parada para cambiar mis guantes y recuperar parte de la sensibilidad en los dedos ,comienza el terreno inédito para mi ,después de abandonar por la derecha la pista que baja a las morcillas y que nos llevaría por la preciosa cara norte de los filabres , a las Menas y los senderos prometidos por el bichito.
¿Sabéis de quién nos acordamos en ese momento, no?. Pero claro o ” tetas o sopas” y el muchachos ha elegido “tetas”.El sendero espectacular ,intercalando espacios abiertos con vistas alas minas de las menas ,con cerrados bosques de pino, por donde que el sendero transitaba ,flanqueado por pinos alineados que dejan el espacio justo para el paso de las bicis ,que decír ,…una delicia.

Que le vamos hacer, el ceder a los placeres del la carne , tiene eso, se pierde uno la bici de montaña en estado puro.
Bueno ,la segunda chorra del dia , a parte de evitar los cazadores, fue que nos paramos para reagruparnos, justo cuando el sendero comenzaba su descenso, y darnos cuenta que habíamos perdido el track unos metros antes, sino es así y tiramos para abajo todavía andábamos por allí.El caso es que el GPS nos metió unos metros a trocha monte ,para aparecer por encima de la balsa de Layon, quinta fuente del dia, de ahí hasta la carretera que sube de bacares,seguimos por terreno inédito con preciosas vistas del pueblo muy por debajo de nuestros pies.El cansancio empezaba hacer mella y la amenazante sospecha de que tuviéramos que bajar hasta Bacares nublaba mi vista. los peores augurios se confirmaron, después de pasar la fuente del hoyo de las nieves, y van seis, llegamos al cruce de la carretera ,donde el bichito manda tirar para abajo, cuando para arriba ,”solo” habría unos 300 o 400 de desnivel para llegar de nuevo a las cúpulas.
Perdemos otros 400 metros de desnivel al meternos en el punto mas bajo de Bacares. A partir de aquí,todo fue sufrimiento,cuerpos muertos para subir 800 metros ,llegar otra vez a venta Luisa,no tenia fin,aun así ,disfrutamos del terreno desconocido y cuando nos reagrupamos en las cúpulas,solo había un pensamiento “Ya esta bien de tanta fuente de agua,..queremos birra y……” para el tercer tiempo, me remito a la documentación gráfica.

Cuanta recompensa a los madrugones MASTRINKAIS