Cierre temporada Mastrinkais 2010/2011

Todos sabemos que los M3K no cierran nunca la temporada, siempre tienen la bici entre las piernas, con nieve con frio, con lluvia, con calor, siempre, si no es uno es otro, si el grupo no es grande es pequeño pero siempre estamos con ella entre las piernas, por eso alguien comentó:
“que cosa mas rara una ruta por fin de temporada, y eso que hoy acaba y mañana empieza la nueva”.
Llevaba razón en su apreciación pero olvidaba que también siempre estamos dispuestos a compartir momentos de risas, bromas y chascarrillos, no necesitamos excusas para eso pero si las tenemos mejor.

Ese es el quid de la cuestión, la llegada del verano, cuando cada uno desaparece mas o menos tiempo de Almería y el grupo pierde por unas semanas su compacto espíritu, dejando paso a la actividad individual de cada uno de nosotros, es un tiempo estupendo para hacer una “fiesta fin de temporada”.
Hay cosas que no pueden faltar en nuestras fiestas, dureza en la bici y cervezas. Esta no fue una excepción.
La ruta inicialmente pensada como excusa para la reunión terminó por convertirse en una exigente ascensión de 25 km desde la sede en FV hasta el Almirez y Laguna Seca, pero no adelantemos acontecimientos.

Montse y yo salimos de casa a las 15.30 h paramos en Berja y hacemos la compra de las bebidas, algún refresco, alguna cerveza sin alcohol y 20 litros de cerveza, al pasar por la sección pastelería del mercadona una enorme tarta “selva negra” se mete por mi retina y no me puedo reprimir (esta se la regalo a los M3K) a continuación en Laujar compramos la sandía y encargamos un cordero para el día siguiente. Llegamos a la sede, entre pitos y flautas, a las 18.30 y nos encontramos al presi (que lejos de cumplir su anunciada ruta en solitario a La Alpujarra se había subido en el coche con Diego), a Diego a Congrio y a Ana esperando nuestra llegada. Tomamos posesión de la casa y cada uno de sus aposentos, preparamos unas patatas a lo pobre y damos tiempo para que llegue Jordiman.

La cena al raso y al fresquito resulta agradable y augura un sábado espectacular. Comentamos y la estrategia para el día siguiente que Bichito diseñó (estrategia que el mismo se encargó de no realizar o por lo menos de realizarla en reducida dimensión)

Son las 7 h del sábado, anoche dejé a Bichito y a Jordiman custodiando las botellas de ginebra y wisky a eso de las 12.30 y no se a que hora dieron de mano, pero son gente seria y no tardaron en aparecer por la cocina, a las 7.30 estamos Diego, Bichito, Congrio, Jordiman y un servidor dando cuenta del desayuno y poco a poco van llegando los participantes, Manolo y su colega, Alejandro, “los cuñaos”, Eustaquio, Alex y Gastón, tras observar detenidamente la increíble y misteriosa aparición de la culebra en el coche de Alex (véase foto) nos ponemos en marcha en dirección al barranco del Andarax, nos bajamos de las bicis y las empujamos un poquito para sortear los destrozos en el camino que la riada de hace dos años provocó junto al cauce del rio.
Una vez retomada la marcha a lomo de nuestras monturas y tras una broma del niño Congrio que salpica al grupo mientras vadea el rio, el Presi pone en acción la estrategia: que tire Alonso, que lidere el grupo, que se sienta feliz en la ascensión, que gane todo lo mas posible, es un día de camaradería y debemos demostrarlo apoyando e insuflando moral a nuestros compañeros que mas sufren en las subidas, jajajajaja , como siempre nada mas lejos de la realidad, a los 3 km (eso le duró la gloria a Alonso y la estrategia al Bichito) Manolo empieza a tirar “pa” “lante”, Jordiman se le pega y ya no hay respeto, el grupo se estira, Manolo y Jordiman por “alante”, luego yo que voy solo, después Congrio, Bichito, Alex, Diego y Gastón y mas atrás los tres de Padules y por ahí andaba también el colega de Manolo.

Cuando llegamos al cruce que te lleva a la cascada y de ahí a la senda del aguadero, nuestro camino era otro, la situación ya había cambiado sensiblemente, Bichito, Congrio, Gastón y Alex cada uno de una manera diferente, se van acercando a Manolo, Jordiman deja esa compañía y se pega a mi, Diego en tierra de nadie, los cuñaos por atrás tirando como podían del pobre Eustaquio que venía con resaca de una enfermedad estomacal y entre los cuñaos y los jorge Alonso y el colega de Manolo, ya hemos alcanzado el km 15 y casi 1700 m de altitud, ahí está el cortijo de “La Noguera Caida”, este punto encierra para mi momentos emotivos y es de parada obligatoria, si 1.000 veces he pasado por ahí mil veces he parado. Me como una pera de mi mochila y unas guindas del guindo, que allí mora, yo creo que es un guindo pero no lo se seguro.

Allí esperamos y cuando vemos que se acercan los de Padules seguimos la marcha, por delante, y según me contaron luego, Manolo Congrio y Alex abandonaron a Bichito y Gastón y por ende al resto del grupo ya que no esperaron ni en un cruce hasta coronar el almirez, una vez allí y a falta de walkis (otra vez) contactan con Diego por teléfono y este les comenta que el grupo va mas retrasado y ha perdido una unidad (el mismo) como consecuencia de una avería irreparable en la montaña (rotura de patilla) si no llevas la pieza correspondiente.
A estas alturas 2.000 m y aproximadamente las 11.30 h, Champo (que vino en flaca desde Almería) ya debería estar en la sede preparando el fuego y el Beatel que había estado la noche anterior de marcha y no pudo estar en la salida, a punto de llegar y hacerle compañía a Diego (retirado por avería) y a Champo. Mientras las niñas Montse y Ana se han marcado una subida a La Parra.
Cuando el grupo de cola corona la cima copi del día (2325 m y justo debajo de la impresionante mole del Almirez) decide parar a comer y a esperar a Eustaquio que venía como podía el hombre. Ahí había otro cruce y tampoco estaban los Bichitos, Manolos y compañías, después de hacer una inspección ocular y observar las rodadas de las bicis deducimos que van en dirección oeste camino de La Laguna Seca, hacía ella nos dirigimos y por fin, en la cuerda, se produce la fusión de los dos grupos, algo preocupados por nuestra tardanza y con los informes que les había pasado Diego el grupo de cabeza decide deshacer camino hasta encontrarse con el nuestro.

Una larga bajada nos pone de nuevo en manos de la cerveza y junto a la barbacoa no sin antes haber vuelto a partir el grupo, Jordiman se había proclamado “guía” de los que bajaban mas deprisa y en el primer cruce que pudo los llevó, por error, a dar un pequeño rodeo con unos 15 km extras de ruta.
La barbacoa, la llegada de Sonia y Nieves, la selva negra, la sandía, la ducha, la marmita de Jordimán, y una brillante partida de dominó (sabiamente ganada por la pareja que formamos Niño Congrio y Abuelo Jorge a unos esforzados y voluntariosos Beatel y Jordiman) pusieron broche de oro a otra aventura M3k.
El domingo y ya desaparecidos casi todos vosotros, Jordiman metió en el horno un poco de cordero y mientras Ana y Montse acompañadas de Congrio y un servidor subían por donde irá la carrera hasta Julio Verne (bueno hasta el cruce chungo, el de la polémica, el que algunos suben a pie, a unos 1400 m) se guisó mejor que bien.
Yo saldré el domingo con Diego y con quien venga a la kdd de Campohermoso y ya no lo haré más con vosotros hasta septiembre.
Buen verano y mejor aventura en bici

Fotos cámara del club

Fotos Champo