AGUAMARGA – CARBONERAS

El Bichito de la Luz
Ver el perfil y comprender que fue un gran día… de sufrimiento. Cada línea hacia arriba era un muro y eso por no hablar de ramblas con arena, con piedras y con bloques… Menos mal que era el cumple del más de antes y el tercer tiempo compensó y bien. Se espera crónica.

Jorge el de antes
Ruano, con la introducción me has pisado la inspiración y es que los de antes vemos muchas cosas de la misma manera, ha sido una jornada de diferente, de mucho sufrir en casi toda la ruta, ese sufrimiento que nos gusta a los de antes, sin él no se entiende este deporte. Era una ruta “llana”, no íbamos a pasar de los 880 m de altitud, no había que preocuparse, solo 80 km y a tomar cervezas para celebrar un cumpleaños.

Bichito y Alonso viajan juntos hacia Aguamarga, Jordiman y yo hacemos lo mismo y recibimos una llamada, es Bichito que sin gps no es capaz de salir de su casa, antes de la venta del pobre ya se había perdido, le indico como retomar la ruta y nos vemos en Aguamarga. Tras los saludos y las risas, por el despiste de Alonso y Bichito, iniciamos una ruta que nos deparaba, sin saberlo, un gran día de ciclismo y de disfrute de una sierra que me sorprendió, especialmente cuando atravesamos lo que yo creo que es la única mancha de pinos de Sierra Cabrera.
Los primeros 15 km fueron muy tranquilos, un terreno casi siempre cómodo y un día agradable, a partir de estos 15 km empezamos a disfrutar del sufrimiento, primero una rambla (Vitel y yo ya la conocíamos) hacia abajo que nos obliga a poner molinillo, después una rambla hacia arriba muy llevadera pero que nos llevaba irremisiblemente hacia lo que yo creo la rampa mas dura que he subido nunca, mas de 600 m sin bajar del 20 %, una barbaridad, cuando subimos los cuatro pensamos lo mismo: “ si voy solo me bajo y la subo andando”, tras el rampón dejamos a tras La Cueva del Pájaro y empezamos a perder y ganar cota repetidas veces durante no se cuantos km, si puedo decir que saliendo de cota cero en el km 45 estábamos mas o menos a 450 m y llevábamos un nivel acumulado de casi 1000 m, además esas continuas subidas y bajadas eran durísimas (observar los datos del gps a este respecto). Paramos para comer y el Bichito empieza a parecerse a mi, se pone protestón, quejicoso y hasta me imita para la salida después de comer: “se va tirandillo”.
El Lápiz mágico de Ruano nos ha vuelto a sorprender, partimos de la cara oeste de Sierra Cabrera e íbamos a afrontar la subida “seria” del día por la cara este, antes de eso el lápiz nos introduce en el único pinar que hay (creo yo) en toda esta sierra, espectacular, como tan bien lo fue el espectáculo de ver a decenas de ranas tomando el sol.
Una vez atravesada la mancha boscosa nos damos de bruces con la subida calurosísima y mas dura para unos que para otros, Jordiman empieza a perder gas y Alonso pincha cuando iba el último, se come la avería “solico”, mientras Bichito y yo lo esperamos un poco mas arriba.
Jordiman se arrastra literalmente los últimos km de subida pero consigue coronar, Alonso un poco por delante de él, yo llego con dignidad y el Bichito corona en solitario con clase y con mucho sufrimiento.
Atravesamos otra vez sierra cabrera, esta vez en sentido este-oeste y alcanzamos la barriada “La Adelfa” para coger una larga bajada hasta Sopalmo, nos metemos en la rambla y cogemos el túnel, Bichito y Alonso andando, Jordiman detrás de mi que me puse un pequeño foco en el manillar y lo atravesamos pedaleando.
Una bajada con bici en mano que preferí hacer lejos de Ruano, ni me quiero imaginar la cara que podía llevar, yo estaba súper bien, Alonso bajaba casi todo el rato subido y Jordiman, Jordiman el pobre ya no era persona.
Nos quedan unos 5 km contra el viento y llegamos a Carboneras, nos planteamos parar ahí para celebrar el dichoso cumpleaños y el Bichito despeja todas las dudas con esta frase:
“Este viento me tira a mi, vamos a rellenar la barriga de cerveza para pesar mas”.
Tercer tiempo, ya sabeis………..
Resumen: sufrimiento mas naturaleza mas buen rollo mas bici = DISFRUTE
Yo me quedé con ganas de bici y el domingo me fui con Montse, Isa y David a “Los Genoveses” y el lunes con Jordiman, unos 85 km de llano (Almeria-Turrillas por la rambla y volver).