Invernal Mastrinkais 2011

Viernes
Después de posponerlo varias veces, al fin sale adelante la ruta de este fin de semana. Lleva camino de convertirse en un clásico(otro) de Los Mastrinkais. La Invernal.
La del año pasado aun nos pone los pelos de punta a algunos al recordarla, a pesar de no poder finalizarla por motivos climatologicos…
Como también viene siendo habitual, solo unos pocos se plantean vivir esta experiencia. La mayoría no quieren, pero algunos no pueden. Habrá mas ocasiones.
Organizando la ruta en la sede, se nos plantea el reto de la manera mas inesperada. J nos comenta que el C.M. Indaloaventura va a pasar la noche del sábado en el refugio del Doctor, lo cual, unido a nuestras ganas de pernoctar lo mas alto posible, marca nuestro destino para el lápiz mágico…. ese lápiz que tantas alegrías y momentos de superación nos hace vivir.
Sobre el papel, el recorrido es abordable, pero la cantidad de factores variables asociados(equipaje, climatología, mecánica) a esta ruta invernal nos hace preparar alternativas para no vernos en apuros.
Tales son las dudas que decidimos llevar botas y pantalones para andar por la nieve si es necesario.
Paradojicamente, tenemos todo listo para salir antes de tiempo, pero tendríamos problemas como nunca…
El viernes a las 13:00 Congrio esta en la sede listo para partir y yo tengo todo a punto para emprender la aventura de alcanzar el Doctor de Sierra Nevada el sábado por la tarde. Mi rueda trasera nos avisa escupiendo liquido sellante por un pinchazo del día anterior pero decidimos dejarla hasta que aguante.
Improvisamos una comida con Sole a base de pollo,piña, pan y ensaladas enlatadas, insuficiente para algunos que parecen no tener fin cuando de comer y pedalear se trata.
A las 14:30(hora prevista) partimos camino de Enix arriba, y en el mismísimo puente de la autovía el neumático trasero vuelve a decir “aquí estoy yo” pero el liquido vuelve a “coagular”.Decidimos volver a darle una oportunidad. Seria la ultima.
2 km. mas adelante tenemos que parar debido al calor. Vamos preparados para alta montaña pero el clima es primaveral. Una vez acondicionados, continuamos con ritmo de los de antes, pensando en lo que queda por delante. No pasan ni 3 km. mas cuando me pregunta Congrio: “y tu casco……”. Me lo había dejado al cambiarnos de ropa!!. De nuevo hacia abajo, a deshacer el camino en busca del casco. Recuperamos el camino deshecho y antes de llegar a la presa rizamos el rizo, paro a subir la tija y……. CLANCK!!! se rompe el cierre de sillín de mi bici. Nos miramos con cara de incredulidad, y sinceramente, a mi me se me pasa por la mente abandonar hasta que Paco pone un poco de calma:”tranquilo, si no tenemos prisa. Ademas, Víctor iba a salir con la bici a las 16:00”.Hacemos las gestiones pertinentes y nos toca esperar a que nos suban un cierre de tija nuevo para poder continuar.
Nos entretenemos tirando piedras a un cartel, a ver quien tiene mas puntería y la humillación es total. Congrio 5- Diego 0. Despues de 1 hora aparecen Víctor y Ambus soltando todo tipo de invitaciones sexuales y haciendo bromas de todo tipo sobre nuestra, hasta el momento, frustrada aventura.
Resumiendo, son las 17:00, estamos en la presa y tenemos que llegar a la chanata, montar la tienda, cenar y dormir allí….
Continuamos sin novedad hasta el comienzo del trocico de piedras, que se hace pesado cuando menos, y se empieza a esconder el sol. Paco tiene una premonición: “ya no volveremos a ver el sol hoy”.Yo me río y le respondo que lo veremos al llegar al asfalto.
Llegamos y el sol no se ve pero sin duda desde Enix lo íbamos a ver. Antes decido parar a dar un poco de aire a mi maltrecho neumático trasero, pero claro, finalmente “petó”.Desmontamos las alforjas, porta-bultos, quitamos el tubeless, ponemos la cámara….. definitivamente no volveríamos a ver el sol hasta el día siguiente. Llegamos a Enix en mas de 4 horas(récord negativo), cargamos agua, ponemos las luces y afrontamos el resto en plena noche sabiendo que a la chanata no llegábamos.
Pasamos el marchal en plena oscuridad, y asombrosamente Paco se va quedando un poco, pero no os asusteis, ya que es falta de “barritas energéticas” de esas que a el le gustan, chorizo, jamón, sobrasada…. .Tal es la flojera que sufre, que dice entender lo que pasamos los menos fuertes en todas las rutas del año.
Llegamos al parque eólico y las primeras rampas son demoledoras. Empieza a hacer mas frío, la falta de comida empieza a ser importante, y la oscuridad solo deja ver a las bases de los molinos gigantes y 20 o 30 metros de camino por delante. Decidimos parar en el cruce con la pista que viene de la Ermita de Huecija y allí montar el campamento.
Nada mas parar nos damos cuenta de la temperatura real(en la bici dando pedales no se aprecia exactamente), y entre tiritones montamos nuestra tienda nueva. Son las 21:00, el frío arrecia y estamos deseando comer y meternos en los sacos. Finalmente primero nos metemos en los sacos y despues comemos. El amigo se zampa una barra de pan entre pecho y espalda, mientras que yo no puedo pasar de media, el cansancio y el frío me pueden mas. Empezamos a notar que los 0ºC rondan fuera por los primeros indicios de congelación del agua de nuestras mochilas y porque dentro de los sacos seguimos teniendo algo de frío. Nos acomodamos cada uno como mejor creemos y intentamos dormir.
La noche seria larga y fría…… (absteneos de hacer bromas, mentes calenturientas!!)




Sábado




Domingo