LOS TRES PARQUES

Con un poco de retraso voy a intentar dar unas pinceladas sobre lo que ha sido la semana de navidad por mi tierra, básicamente comer y bici. He recorrido tres de los parques naturales de la provincia de Barcelona y os puedo asegurar que a pesar de la imagen industrial que podáis tener alguno sobre la zona, sorprenden gratamente los rincones espectaculares de la provincia. Ya os aviso las fotos no hacen justicia, soy un pésimo fotógrafo.

Lunes 27 de diciembre: PARQUE NATURAL DE SANT LLORENÇ DE MUNT Y LA SERRA DE L’OBACH

Mi buen amigo David me ha invitado a una ruta por su zona, Sabadell y alrededores. A las 7:50 estamos citados en el bar Alpujarra de Sabadell con, no os lo perdáis, uno de Huécija, uno de Lubrín, uno que veranea en el Alquián y el que escribe, no podía ir mal un día que empieza así.

Con puntualidad digna de un Mastrinkais empezamos la ruta a las 8:20 y como no, con un miembro de la misma perdido, debe estar a punto de la congelación en algún lugar indeterminado entre Terrassa y Sabadell, en todo el día apenas pasamos de 0ºC.

Una vez encontramos a Quero, el amigo perdido nos dirigimos en dirección Matadepera por caminos entre bosques de pinos más o menos llanos, pero siempre picando algo hacia arriba, el famoso falso llano. Una vez cruzamos el pueblo empieza la ruta de verdad, nos adentramos en el Parque Natural de Sant Llorenç de Munt por como no podía ser de otra forma el primer puerto del día, un antiguo vertedero rehabilitado que hace que la montaña tenga un aspecto raro a bancales. Reagrupamos, pequeña bajada y nueva subida en dirección a la Casa Nova del Obach. En la cima las vistas son espectaculares, a un lado la Mola y al otro Montserrat, paramos a comernos el bocata, risas y cachondeos varios y continuamos la marcha.

Tras pasar la casa nova del Obach empieza la primera gran bajada del día, una pista rápida entre bosques de pinos y encimas que hace que nos divirtamos de lo lindo y casi, casi perdamos algún miembro por congelación. Al llegar abajo, pasa lo peor que puede pasar cuando hace un frío que pela y se te caen los dedos, Pepe, el diseñador de la ruta pincha, además en el sitio más sobrio y frío del monte, junto a un riachuelo helado. Una vez reparada la avería proseguimos la marcha por un sendero que nos lleva hasta Rellinás, allí nos depedimos de cuatro miembros del grupo encabezados por nuestro anfitrión Pepe que continúan para terminar haciendo más de 90km, David, Quero y yo tomamos un atajo de vuelta para Sabadell, las obligaciones familiares nos llaman.

Subimos de nuevo desde Relinás siempre con la imponente Montserrat a nuestra derecha, a pesar de ser más de las 12 del medio día todo charco, río, o humedad continúan congelados. Una vez coronamos empieza la bajada más divertida del día, senderos, pistas con peraltes, bueno que más de uno que yo conozco se lo hubiera pasado en grande.

Llegamos a Terrassa por la calle Terque, si, si, calle Terque, que se cruza con la calle Adra y la calle Abrucena y está junto a la calle Serón. Resulta que es una barriada de la ciudad que se pobló eminentemente por emigrantes Almerienses en los tiempos que la gente se iba de la provincia buscando un futuro mejor, no como pasa ahora que somos los catalanes los que nos venimos para acá.

En Terrassa nos despedimos de Quero y proseguimos por más senderos hasta Sabadell David y yo. Allí nos despedimos rápidamente emplazándonos para el miércoles hacer una nueva ruta, ésta vez por los alrededores de mi pueblo, Cardedeu.

Miércoles 29 de Diciembre: Parque Natural del Corredor-Montnegre

Nos citamos a la 8:00 en la puerta de mi casa David, Pepe, Toni y yo, con la intención de hacer unos kilómetros de senderos por lo bosques de Corredor. Salimos de Cardedeu en dirección a la Torre del Moro, una montaña que queda justo detrás del pueblo, la subida es dura, primero por pista ancha, luego por pista estrecha, más tarde la pista no está y finalmente tenemos que andar por en medio del bosque ya que las últimas tormentas han hecho que algunos árboles caigan cortando en camino.

Una vez en la cumbre buscamos nuestra primera bajada, un sedero limpio, sin piedras, con peraltes, puentes de madera, entre el bosque que nos lleva a la localidad de Dosrius. De la bajada puedo decir poco, sencillamente alucinante, con deciros que los bikers de la zona lo llaman el Dragon Khan, divertidísimo.

Paramos en el Pou de Glaç a comernos el bocata, un antiguo pozo de almacenamiento de hielo, donde hace un frío y una humedad para morirse, así que bocata, foto y de nuevo en la bici.

Subimos ahora el puerto que nos lleva al Santuario del Corredor, pista ancha con terreno tipo velcro que hace que lo pasemos peor de lo esperado. Arriba reagrupamiento, primera decepción de la ruta, el bar está cerrado y no nos vamos a poder quitar el frío con un café de esos que nuestro presi llama “desinfectados”. Así que decidimos continuar.

Otra bajada de las de traca por una medio pista, medio sendero que se adentra en un bosque espeso de encinas y pinos hasta llegar a unos prados verdes que nos llevan a la última subidita del día, volver a la Torre del Moro para bajar por unos senderos, estos si, algo técnicos que nos obligan a bajarnos de la bici un buen trozo.

Llegamos a Cardedeu y nos despedimos rápidamente, ya que Toni hace una semana escasa que ha sido papá y tiene que llevar a su retoña al médico.

En resumen otra gran mañana acompañado de grandes amigos.


Viernes 24, Domingo 26 y Jueves 30 de diciembre: Parque natural del Montseny

Estos han sido los día que he salido solo, una media de 35-40km en dos o tres horas para echar un rato por la mañana. Poco puedo decir para no dar mucha envidia, paisajes preciosos, puertos duros y bajadas de infarto.

Las fotos son las últimas de la galería anterior.