¡Grande!, muy grande el CAMARATE

Primera parte del vídeo

Jerez – Camarate – Jerez 1 de 2 from congrio on Vimeo.

Segunda parte del vídeo

Jerez – Camarate – Jerez 2 de 2 from losmastrinkais on Vimeo.

Tercer tiempo, solo para VIP

Camarate 2010, el tercer tiempo from fmontoya on Vimeo.

A Bichito le va la marcha, además ha cogido confianza en las bajadas, dos ingredientes muy importantes para poder ponerse a pintar.

La zona del Camarate le va, normal si tenemos en cuenta que da muchísimo juego en todos los sentidos, terreno muy variado, con zonas técnicas, rompe-piernas, enormes subidas y bajadas espectaculares, una vegetación variadísima, pinares, encinares, robles y enebros, unas vistas espectaculares. Él sabía todo esto, así que quedaba lo más fácil, encargar un tiempo de lujo para ese día y poner el lápiz a funcionar. El resultado: un día muy grande.

La ruta:
Somos 14, 10 m3k, Alonso, que se está picando y Manolo (compañero de Ruano que aporta dos ciclistas mas) llegamos con cierta puntualidad (a las 8 en Jerez del Marquesado) a pesar de eso, entre unas cosa y otras no empezamos a pedalear hasta las 8.30.
Hacemos los primeros 25 km, que podemos llamar de aproximación, bastante agrupados y sufriendo las continuas pérdidas de cota como consecuencia de un trazado rompe-piernas que hace que tras 25 km solo ascendamos unos 400 m.
Unos km antes de llegar al 25, el grupo se parte, hay unos 5/7 díscolos que haciendo desprecio al más grande nuestros aliados, el lápiz, deciden quitarse un par de rampas y desayunan al solecito en el punto por donde sabían que llegaríamos los fieles al lápiz, que por supuesto también desayunamos al solecito junto al riachuelo antes de “la fusión”.

Ya estamos en el fatídico y “esperado” 25, La Horcaza del Camarate (así me parece recordar que se llamaba), son unos 7 km para ponernos a 2200 m, estamos a 1500, uffffffffffffff. Al pasar la verja titubeo, hay que esperar a los de atrás para cerrar la puerta, Bichito ya va tirandillo, Alonso a su rueda (se pegó a él en villa Inés y casi no se ha separado hasta que han vuelto a villa Inés) y alguien mas, creo que es Dani quien se ofrece a esperar, dejo de titubear y monto en mi bici, ya me han sacado unos 300 o 500 m, subo a ritmo y noto como voy recortando distancias, con respecto a Bichito y Alonso, porque por delante estaban los de siempre y un Yordiman bastante mejor que en las últimas salidas.

Alcanzo a Pepe “Vitel” e incluso le meto unos metros, que mantengo durante tres o cuatro km, al mismo tiempo voy recortando con mi referencia. La subida es muy dura aunque no excesivamente larga (ya sabéis unos 7 km para unos 700 m). Las vistas son espectaculares, mientras las disfruto pienso que ya los he cogido, pero ya voy demasiado justo para apretar e incluso para mantener un ritmo digno, mi cuerpo enciende la luz roja y decido poner pie en tierra unos minutos, Vitel me pasa sin compasión y se crece, bebo, respiro y culmino los últimos 1000 m.

Reagrupamiento al solecito (recordad, el dia estaba encargado) a 2100 m UNA MARAVILLA.
Los últimos m de desnivel los hacemos por una vereda donde unos disfrutaron mas que otros.
Una bajada larga y lenta, por sus continuos repechos y un final de ruta por vereda con una bajada muy, muy bonita y de nivel técnico medio-bajo que nos ha hecho disfrutar a todos.
Otro diez para el lápiz y su manipulador.

El tercer tiempo:
De los muy buenos, casi solo puedo decir eso, ha acompañado el buen hacer de Julio y sus chicas que nos han atendido con simpatía y diligencia y por supuesto la actuación estelar de nuestros divos, con un Vitel estelar.
Magnífico día absolutamente en todos los sentidos.