Padules, Fuente Victoria por el Buitre

Crónica de Jorge el de antes:

Mi despedida de la temporada mastrinkais
Hasta septiembre no volveré a salir en Bici con los mastrinkais, esta realidad me hace sentir mal y bien (mal por no disfrutar de sus salidas y compañía y bien porque implica la llegada del verano y de otras aventuras ciclistas por parajes menos accesibles y viables en otras épocas del año) y para quitarme el sabor agridulce convoco a una ruta de fin de temporada, como no, por los alrededores de FV.
Mi idea inicial, una ruta ni larga ni corta, ni dura ni blanda, que nos permitiese disfrutar de la bici y de nuestros terceros tiempos. Cosa imposible con el nivel que se está alcanzando en el grupo.
Durante la semana se va fraguando la historia con diversas rutas diseñadas y presentadas a mi como posibles por nuestro inmejorable “lápiz”. Todo parte de una idea, hacer un trozo de la carrera saliendo de Padules, llegar a FV, comer, relajarnos un rato y continuar a Padules. Después de algunos cambios queda definitivamente diseñada la ruta, ruta que cumplimos escrupulosamente excepto en sus último 15 km que tenían que transcurrir después de la comida….pero no adelantemos acontecimientos.
El ¡yo voy! de nuestro director espiritual aparece en el foro contestando a mi propuesta de ruta de fin de temporada, se unen poco a poco otros: ¡yo voy! y se echan en falta insignes mastrinkais a los que posteriormente y , al parecer, por culpa de la rodilla se une la baja de Congrio.
A las 7.30 en Padules es la cita, llegamos Jordiman y yo los primeros y poco a poco van llegando los demás, Bichito, Nico, Eu, Dani, Beatel, primo A (Nacho), primo B (Luis), Guillem y un desconocido Pedro que se presenta como amigo de “rodilla jodida” (también conocido como niño Congrio), de aspecto enjuto (palabro que gusta usar Pepe Beatel) y fibroso nos hace pensar que debe ser un buen ciclista.
Saludos, puesta a punto de las bicis, presentaciones y a las 7.45 comenzamos la ruta, yo no había hecho ningún tramo de “la carrera”, pensaba que la conocía y cuando aun no llevábamos 2 km empezamos a subir hacia Beires por unas rampas duras pero cortas (luego vendrían las duras pero largas, jajajajaja) que no podía yo imaginar se encontrasen allí.
Pedro (luego demostró que ese no era su sitio) se camufla en la cola y vamos subiendo sin demasiada marcha pero con un cierto ritmo y todos mas o menos juntos.
Al pasar Beires, Ruano (¡que está mas fuerte que el vinagre!) y Jordiman van de conversación pero sin darse ni cuenta (claro, van hablando) incrementan el ritmo y casi sin darnos cuenta nos plantamos en Ohanes, una parada en el merendero para coger agua y empiezan las rampas antes nombradas (si, si esas duras ……pero largas), de aquí hasta el cruce con la pista de las minas de Beires cada uno pena a su manera, el sol aprieta, me he dejado la gorra y paro a ponerme crema (la única parada que hice sin que la crema fuese una excusa y si solo una necesidad de protección, después paré dos veces mas, pero he de reconocer que eran excusas para aliviarme del calor y de las rampas (duras pero…..largas), los pocos que quedaban detrás de mi me pasan mientras termino mi operación de protección y me quedo cerrando grupo.
Alcanzamos el cruce a casi 1800 m de altura y el grupo bajo los pinos y reponiendo fuerzas esperaba la llegada de los mas rezagados, casi no me dejan respirar y al grito de no te preocupes que ahora es “pa” “bajo” y casi sin descansar reanudamos la marcha.
Una bajada cortísima, por rápida, que nos hace perder casi 300 m de desnivel, nos paramos al final de la misma (fuente Gutierrez) a reponer liquido y enseguida nos adentramos en un encinar espectacular, una zona muy desconocida en el corazón de ese trozo de Sierra Nevada, tenemos que llegar a la cota 2300, las rampas son durísimas, muyyyyyyyyyyyyy largas y el calor aprieta, El Beatel decide pasarle el relevo de cuida Luis a su primo Nacho y se une al grupo de cabeza donde andamos Bichito, Pedro y un servidor, poco atrás Jordiman y Eu, a Gullem no lo ubico en este momento (quizás también estuviese por allí), como siempre su llegada llena de explosividad rompe el grupeto y su ataque me deja clavado junto a Eu y Jordiman, Pedro y Bicho aguantan como jabatos y ya no se lo que pudo pasar porque empezó mi calvario particular, esas rampas y ese calor hacen que pare dos o tres veces ( a echarme crema jejejejeje), me adelantan los de la cola y los vuelvo a adelantar una y otra vez hasta que en la última de mis paradas, esta vez acompañado de Luis (su hermano Nacho con menos paciencia que Beatel, lo abandona en este punto) decido esperar a Eu y al comentarlo con Luis me asalta la duda ¿esta delante? ¿está por llegar?. Como no aparece decido reemprender la marcha y otra vez con rampones, duros…..pero largos, consigo llegar al siguiente punto de reunión, ya a casi 2000 m y en la intersección de la cuerda que une La Ragua con Ohanes a la altura de La Polarda (ahí nos confirman que Eu se ha vuelto), todavía nos quedan 300 m de desnivel pero ya son mucho mas llevaderos, por lo menos para mi, no le parecieron tan fáciles a Guillem y por supuesto a Luis y a Nico, nuevo reagrupamiento antes de empezar el descenso y un rápido y bien ganado descenso (después de 41 km y mas de 2000 m de acumulado) nos lleva al inicio del tercer tiempo, cabe destacar de él la estampida de Nacho cuando se enteró que la comida y la bebida costaba 5 euros (buscó no se que excusa familiar……..), aunque su primo Beatel y su hermano Nacho pensaban que había pagado y decidieron comerse y beberse (sobre todo esto) su parte (jajajaja).
Podéis imaginar que entre gritos de viva España, Congrio cabrón (y otras delicadezas) transcurrió la tarde sin que a nadie se le ocurriese que había una forma de volver a Padules que no fuese en coche, así que con el coche de Eu (que al llegar a Padules lo cogió para venir al tercer tiempo) y el de Guillem (que lo dejó en FV por la mañana para irse a Almería mas pronto) bajamos a recoger los demás y se acabó la ruta sin hacer el último tramo, aun así os digo que ha resultado una ruta durísima.
Hasta septiembre muchachos

Track

IBP

Fotos: