03-04 Abril. Finde en Laujar

Susana y Yo nos fuimos a pasar este fin de semana a nuestra “casa” del pueblo en Laujar, hizo un fin de semana ideal con sol, apenas viento y la temperatura justa para poder montar en bici en el golfo del día sin pasar calor.

El sábado vino Bichito a FV para salir con Jordiman  a hacer una ruta larga, yo al final no salí con ellos, quería dedicar el finde a relajarme y a pasear en bici con mi mujer para entrenarla un poco.  Este sábado nos levantamos cuando el cuerpo nos pidió, a las 11 de la mañana,  fuimos a por Reyes (la novia de Jordiman) y nos fuimos los 3 en bici. La idea original era subir a Monterrey por el nacimiento de Laujar, que parecía que ya estaba arreglado el camino después de los arrastres provocados por las lluvias torrenciales, pero no fue así, después de cargarme con las 3 bicis al lomo para hacer varios pasos complicados resultó que el camino estaba IMPOSIBLE casi al final del río, donde deja de discurrir paralelo a éste para comenzar a subir serpenteando por la montaña. Total, que nos dimos la vuelta y tuvimos que deshacer lo andado. Como ya era tarde decidimos de dar una vuelta por Laujar circunvalando el pueblo por la pista superior y volver a casa  acomer.

Por la tarde me dediqué a “mis labores”, compré una antena de TV para hacer la instalación y poder ver la caja tonta en la caravana, quieras que no, allí hace mucha compañía en las frías noches a las faldas de Sierra Nevada  ;)

Al día siguiente me levanté a ver la F1 en mi recién estrenada instalación y después cogimos las bicis Susana y Yo rumbo a el refugio de El Cerecillo, situado en Sierra Nevada a 1700m de altitud. Mi mujer se portó como una campeona, subió del tirón sin poner pié a tierra ni una sola vez.  A “trotecillo cochinero”, sin prisa pero sin pausa, llegamos a nuestra meta en aproximadamente 2 horas desde que salimos del camping. La bajada fue espectacular, mientras que Susana se iba soltando y cogiéndole el tranquillo a las frenadas,  yo disfrutaba bajando los ALUCINANTES cortafuegos que hay por allí.  En 3 horas estábamos de vuelta para comer en la caravana con 1.017m de desnivel acumulado en las piernas, no está nada mal para mi mujer! :D