Transpirenáica en 10 etapas

Día 9. 29 de Julio de 2009
El encargado me prometió que tendría listo el desayuno a las 7:00. Son las 6:55 y ya estoy delante de una repleta mesa: Dos tipos de zumos, un plato repleto de pan recién tostado, mantequilla (con y sin sal), varios tipos de mermeladas, cereales, colacao, leche (fría y caliente), magdalenas, galletas y café. Ni que decir tiene que he dado buena cuenta de todo, por no ser descortés, ejeje, a excepción del café.

Y es que el día prometía ser duro y había que ir con las pilas bien cargadas.

Primero, una pequeña bajada hasta 1.000 m y luego una cómoda subida por asfalto hasta 1.230 m donde se encuentra el Refugio Loma de Aisa. De ahí, bajamos hasta Jasa (920 m).

Todavía el terreno favorable pero a la salida de Argüés de Puerto es donde empieza mi particular Viacrucis de éste día.

Hay que empezar por salvar un desnivel de 100 m en 4 km durásemos que hay que hacer irremediablemente a pié por un sendero muy empinado y pedregoso. Para colmo la bajada es igualmente delicada pero por lo menos puedo dejarme caer en algunos tramos.

Llego a Urdués (900 m) y otra vez tengo que salvar un puerto a base de subir y bajar constantemente de la bicicleta por lo difícil del terreno. Suerte que no tiene mucho desnivel (solo hay que subir a 1.040 m de altura)

Llego a Echo (800 m). Ésta vez toca subir por asfalto al principio y luego por pista, muy dura, al final. La bajada del puerto de Ansó (1.100 m) es por sendero y pedregoso. En ésta bajada me he desviado del track por no estar muy definido y me ha tocado empujar la bici entre la vegetación un buen rato :(

Por fin, retomo el camino y llego a Ansó (840 m) donde a través de una estrecha carretera accedo al cañón del río Aragón que es espectacular y donde se encuentra la “Boca de lo infierno”

El cañón se abre a su paso por Zuriza y ahí empieza la última subida del día, muy corta, y que nos lleva al Puerto de los Nabarros a 1.300 metros de altura. La bajada es por un bonito sendero entre espesa vegetación que me llevará hasta Isaba (820 m). Poco antes de llegar pinché dos veces casi seguidas.

Se nota que estoy en Navarra ya que en el primer pueblo por el que paso de ésta comunidad, ya tiene un frontón casi más grande que el propio pueblo. En Isaba ya es bastante tarde así que aprovecho para “hacer la compra”, sacar dinero y buscar alojamiento. Éste será en el siguiente pueblo, Uztárroz, en una casa rural “Casa Mª Isabel” en la que nuevamente, solo estoy yo como cliente. La dueña, que no tiene menos de 70 años, vive sola en el piso de abajo. Tiene unas ganas tremendas de hablar y lo hace de temas tan dispares como la crisis, cocina o hasta el cambio climático!! Por ejemplo, me ha explicado cuanto tarda la crisis en llegar de Londres a París… toma castaña!

Aprovecho una hora antes de la cena para dar una vuelva por el pueblo y comprobar que es precioso. Todas las calles están adoquinadas con piedra, según la señora de la casa, para que cuando se congelan no resbalen las personas a su paso. Me acerco al frontón y veo como unos jóvenes juegan a mano. Pienso en sacar algunas fotos pero no parecía hacerles mucha gracia la cámara así que me limito a mirar.

Día 8. 28 de Julio de 2009
Ya son las 7.00 y vuelvo a estar en la bici. Me encuentro bien; Ya hace algunos días que no noto el cansancio y además se que a poco que se den bien los días, llegaré a Irún en el tiempo estimado.

Lo de siempre, frío por la mañana pero empiezo subiendo un suave puerto que me llevará desde Fiscal (800m) hasta Bergua (1030m) donde la guía dice que es un pueblo abandonado. El caso es que vi algunas casas que estaban habitadas (casas muy chulas y nuevas). Se ve que se está volviendo a repoblar. No me extraña, es un lugar ideal para vivir. En el camino, a las afueras de Bergua, hay algunas furgonetas y autocaravanas viejas en las que si se nota que hay gente viviendo. Incluso una casa en un árbol!

Desde aquí hasta Sasa (1.240m) ha sido una tortura. Piedras, barro, frío y la sensación de estar un poco perdido. El camino se confundía entre la vegetación a veces y se hacía tan estrecho que apenas si entraba la luz del día. Ya en Sasa la cosa mejora y empieza la subida a Peña Oturia (1.800m) mucho más cómoda esta parte aunque también con su dureza. En la parte final del puerto he tenido que atravesar una de tantas fincas con ganado. En éste caso eran vacas. Ha dado la casualidad que he tenido que hacer 100 metros del camino que estaba plagado de mierdas de vaca. Las había de todos los tamaños y texturas, grandes, pequeñas, líquidas, sólidas, blandas, duras, etc. Ni que decir tiene que esos 100 metros han sido a pie. Por los alrededores había bloques de sal? o eso creo, que las vacas lamían incansablemente. Podéis ver alguno en las fotos a parte del camino en cuestión.

Las vistas han merecido la pena pero como en casi todas las últimas bajadas, mucha piedra y raíces que hacían que la bajada fuera casi más dura que la subida. Llego a Senegüé (820m) y sigo hasta Larrés (900m) donde empieza la última subida del día. Especialmente dura por su exigentes rampas, alguna de ellas casi imposible de subir. Llego a Pueyo de Asqués (1.500m) donde me vuelve a tocar el sufrimiento de una bajada en la que no puedes descansar donde después de pasar por Bescós de Garcipollera (920m), en pleno valle del río Ijuez, acabamos por fin en Castiello de Jaca donde ya todo será asfalto hasta Aisa (1.000m) donde tocará descansar hoy, pero salvando antes otros dos puertos, uno de 300m y otro de 200m.

Al llegar busco el único hotel del pueblo y resulta estar cerrado. El libro dice que también hay un albergue. Lo localizo y está cerrado también. Espero en la puerta bastante rato y me planteo seguir hasta el siguiente pueblo. Al fin una pareja que pasa me dice que seguramente abra a las 17.00, como así fue.

El albergue estaba totalmente reformado y otra vez disponible entero para mí, era su único usuario ese día.
Homenaje de cena, ver las fotos jeje. Por supuesto… con pasta!

Captura de pantalla 2009-12-13 a las 22.33.12
Perfil

Día 7. 27 de Julio de 2009
Hoy dejo Víu con la idea de intentar hacer la variante de Ordesa siguiendo solo las indicaciones del libro. He de reconocer que tenía un poco de miedo porque era más o menos a la mitad de ruta cuando tenía que desviarme y subir por la zona de Ordesa y Monte Perdido y era la primera vez que iba a salirme del “track”. Pero al final todo salió perfectamente.

Primero, toca sufrir unas rampas muy duras y pedregosas pero, como casi siempre, a medida que se gana altura mejora el terreno.
Alcanzo el Collado Cullibert (1.480m) y después de un poco de bajada, Fuente O Estacho (ese es el nombre, así de raro) y vuelta a subir a 1.500 por un sendero muy guapo que me deja en La Collada.

Vuelta a bajar, camino muy incómodo hasta llegar a Ceresa (870m) donde compro las provisiones del día. La ruta me sigue diciendo que todo para abajo… pero si tengo que subir a 2.200 metros hoy!

Laspuña, Escalona y por fin, a 600m, comienza la ascensión por el Cañón de Añisclo. Bueno, impresionante!, creo que fueron 10 km por el cañón los cuales están restringidos a un solo sentido para la circulación y además está lleno de gente haciéndolo a pie, así que el peligro para ir en bici es inexistente. El cañón es tan profundo que se pierde hasta la cobertura GPS en determinadas zonas. Me recreo y hago montones de fotos.

Con todo mi pesar dejo el cañón a la altura del cruce hacia Nerín donde ya cogeré la pista que me lleva a las cumbres del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. La pista está cerrada al tráfico, así que, para variar, no me encuentro a nadie en el camino. A partir de aquí me salgo del track que llevaba y voy solo con el libro.

Tengo buenas sensaciones y subo a buen ritmo. Casi sin darme cuenta estoy a 1.800 metros, en Cuello Arenas, y las vistas son espectaculares. No había visto nada igual. Pero todavía no ha llegado lo bueno. De repente me encuentro con una furgoneta aparcada fuera del camino. No tendría nada de particular si no fuera porque la pista está cerrada al tráfico y porque en sus laterales lleva biselados los anagramas de la editorial Prames, es decir, la editorial del libro La travesía de los Pirineos en BTT, que es el libro que estoy siguiendo en mi viaje. Supongo que estarían preparando alguna alternativa para una futura edición. Por un momento pensé en que tal vez el mismo autor, Jordi Laparra pudiera estar por ahí… y porqué no! que me firmara el libro, jeje. Pero no vi a nadie.

Bueno, al poco de la furgoneta vi un autobús todoterreno. Nunca había visto algo así. Es para subir a los cómodos turistas al Parque. Yo creo que no los dejan bajar ni para hacer fotos. Desventajas del turismo en 1ª jeje.

Llego a la parte más alta y me asomo a los miradores que hay. No tengo palabras para describir qué se ve desde ahí. Por favor, no dejéis de ver las fotos aunque no hacen justicia ni de lejos a estar ahí. Me tiro casi 1 hora por ahí, comiendo, haciendo fotos y pensando que esta es la etapa más bonita de mi viaje.

Se va haciendo tarde y tengo que reanudar el camino. Espaciados por unos 4 kilómetros me encuentro con dos vehículos todoterreno del 112 de Aragón pero no veo a sus ocupantes. Supongo que están de guardia por la zona. En la bajada me encuentro con ¿una marmota?. No se qué era exactamente, pero no me tenía mucho miedo y me da tiempo a sacarle unas fotos.

Hay gente subiendo a pie desde Torla quizás. A la mitad me encuentro a un hombre subiendo en bici. Tiene pinta de profesional y la bici, de no menos de 6.000 euros (y rígida. Una Spe de Carbono) lo corrobora. Pero lo que me deja un poco descolocado es que se para en una fuente, se saca un paquete de ducados y se enciende un cigarrillo, con dos cojones :)

Llego a Torla, centro turístico de toda la zona de Ordesa. Hace mucho calor y no me gusta nada así que intento llegar a Fiscal pasando antes por Broto y Sarvisé.

Una vez en Fiscal solo hay un albergue regentado por un tipo muy peculiar (tipo Bichito, jeje) con el que rápidamente hago buenas migas. Resulta que hizo la mili en Viator y se conoce Almería mejor que yo!. Qué pequeño es el mundo.

El albergue es cojonudo y para variar está vacío. 10 euros con cena incluida.

ibp_dia_7
perfil_dia_7

Día 6. 26 de Julio de 2009
Otra vez toca empezar bajando. Aunque solo estoy a 1.300 metros de altitud el frío por la mañana es considerable. Pienso en acabar el día en alguna población con mejor clima o que me permita empezar subiendo por la mañana para no congelarme.

Llego a los 800m y empieza una subida al Coll de Oli (1.520m) donde los 3 últimos kilómetros los tengo que hacer empujando la bici. Horrible, lo pasé bastante mal. La bajada no es mucho mejor, pedregosa y a pie un buen rato, otra vez.

En mitad del camino me encuentro un cuentakilómetros (Trek, inalámbrico muy chulo) junto al envoltorio de una barrita energética. Supongo que no sería de la misma persona… o sí, quién sabe. Recojo los dos regalos y continuo el camino.

Sigo bajando y me encuentro con 7 u 8 ciclistas que iban haciendo la Pedals de Foc. Pienso en la envidia que me dan… pero… si yo estoy también haciendo una ruta impresionante! el año que viene, haré la Pedals de Foc :D

Todo el día está siendo un sube y baja constante y encima pedregoso lo que aumenta la dureza. A las 12 estoy en Pont de Suert donde compro comida. El tendero me dice que pasan ciclistas haciendo la ruta casi a diario (yo no los veo!) y que a él le gustaría hacerla también algún día.

Hasta aquí el paisaje no ha sido de lo mejor del día pero empieza a mejorar notablemente. Aunque lo roto del camino hacen que no pueda disfrutarlo tanto. Vuelvo a encontrarme cosas, ésta vez un bidón de agua que decido llevarme para hacer más cómoda la bebida en las fuentes (no llevaba bidón).

En mitad de ningún sitio, sentada al borde del camino y bajo una sombra, estaba una chica con pinta de montañera. Escribía algo en un cuaderno, la saludo (no obtengo respuesta) y continúo.

La bajada hasta Seira es muy dura. Largas rampas con mucha pendiente unido a piedra suelta me hacen sufrir hasta en las bajadas.
Agradezco llegar a la carretera y hacer un tramo muy peligroso con un cortado a mi lado y bastante tráfico. Por fin llego al cruce que me llevará hasta Víu, donde acabaré el día de hoy. A pesar de llevar ya 100km me encuentro bastante bien y hago los últimos kilómetros de subida a buen ritmo. Eso si, era por asfalto.

Llego a Víu y me instalo en una casa rural, bueno, en una de sus habitaciones. Los dueños son muy amables y me preparan una abundante cena.

Mientras llegaba la hora de la cena me bajé a la plaza del pueblo. Ahí estaban todos los vecinos (no más de 10) y un par de niños jugando unas 21. También estaba el hijo de la casera. Me invitan a jugar y echamos un buen rato.

Por cierto, casi me mato en la ducha. Resbalé y caí de espaldas. Por suerte no me hice nada. Para la próxima me ducho con el casco!

226 de ibp… y estamos a mitad de ruta.

ibp_dia_6
perfil_dia_6

Día 5. 25 de Julio de 2009
El día de hoy se resume con una palabra, frío

Y es que desde el inicio, a 1.700m, hasta Llavorsí a 810m he pasado unos 25km de bajada con un frío típico del invierno y no de éstas fechas. Y vale que estaba a 1.700m y que era temprano, pero ya más tarde y en Llavorsí aún no había entrado en calor.

En Llavorsí paro un buen rato a desayunar y prepararme para la ascensión al Coll de Triador (2.180m) pasando por Arestui (1.150m), Font del Bosc (1.720m), Coll de Rat (2.015m), Cabaña de Quatre Pins (2.170m) y el Coll de la Portella (2.250m).
Bueno, son solo 50km de subida…

En éstos últimos puertos, a 2.200m, donde ya no esperas encontrar a nadie (como siempre), me encontré algunos ciclistas que estaban participando en la Pedals de Foc. Algunos por parejas (a ver si convencéis a vuestras señoras aunque sea para ir a la playa en bici), otros en solitario.

Uno de ellos me hizo parar para preguntarme si sabía si iba en dirección correcta. No pude ayudarle, pero cerca había un cartel con un mapa de la zona que supongo le sirvió para hubicarse. Supongo que irá bien, porque los demás que me encontré más tarde llevaban la misma dirección.

Ya llegando casi al final de la subida había una pareja que estaba parada al lado del camino con su coche y me dicen: “Venga! que te animamos como si fuera el Tour!” jajaja

La bajada, muy rápida, me deja en Espui justo a a tiempo para ver los últimos 5 km de la etapa del Tour donde ganó Juanma Gárate, primer Español en hacerlo en el Mont Ventux y Contador se asegura el Tour subiendo en cabeza con los hermanos Schleck y Armstrong que se aseguró el tercer puesto de la general.

ibp_5

dia5_garmin


Día 4. 24 de Julio de 2009
Hoy me levanté temprano y para las 7.15 ya estaba en la bici. Hacía mucho frío y eso me impedía coger el ritmo. Para colmo, nada más salir de Bagà (780m) tengo que subir al Coll de Torn (1925m) pasando por el Coll de Bena (1420m), Coll de Bauma (1560m) y el Coll de Jaça (1900m).

En éste último paro a comer con unas vistas increíbles y con un frío que pela. Empiezo la bajada, me duele la barriga, tengo frío y el descenso es muy pedregoso.

Llego a Tuixén donde la ruta se desvía para pasar expresamente por ese bonito pueblo y además coger agua. Pero después de subir sus cuestas, hubiera aguantado unos cuantos kilómetros sin agua, si fuera necesario.

Continúa el descenso por una pista hasta un poco más abajo de Barceloneta, a 890 m para empezar a subir, ésta vez al Coll d’Arnat, a 1200 m. Toda ésta parte se me antoja árida y fea.

Bajo a Castelló de Tost donde, para salir del pueblo por carretera, hay una valla electrificada en mitad de la carretera asfaltada y no hay otra salida. Es de baja potencia y solo me hace cosquillas, pero ya estoy cansado de las vallas electrificadas!. Sigo bajando y llego a Noves de Segre donde empieza una fuerte subida hasta Arguestues. Hace calor y aprovecho para comer en una mesa de madera al lado del camino. Está en una finca privada, pero no puedo evitar tumbarme en ella y dar una cabezada después de comer. Al sol, te quemas, pero en la sombra hace frío. Así que, hago la técnica de Germán y me tumbo mitad sombra, mitad sol, jeje

Sigo subiendo después de la siesta. Llevo todo el día sin cobertura y me hace falta llamar al refugio donde quiero parar hoy. El paisaje mejora y yo con él. Subo mejor el puerto y casi terminando por fin puedo llamar para reservar.

El paisaje mejora tanto, que los 10 últimos kilómetros son de lo mejor y se me hacen muy cortos. Así, llego al Refugio Xalet de la Basseta. Alucino con lo guapo que está. Bien cuidado y estoy casi solo. Me dan una habitación solo para mi, con 4 camas divididas en 2 literas y todas ellas con sus edredones de pleno invierno. El refugio está a 1700 m y hace mucho frío. Esa noche dormí como un tronco, tapado cabeza y todo :)

Me preparan una abundante cena, donde, por raro que parezca, no me ofrecen pasta!

ibp_dia_4
perfil_dia_4_garmin

Día 3. 23 de Julio de 2009
Había quedado con la señora del hotel a las 7.30 pero iban pasando los minutos y no llegaba. Yo ya tenía todo preparado y solo tenía que salir la puerta y sin pagar porque no me quiso cobrar el día de antes. Pero bueno, como soy buena persona, esperé pacientemente.

Casi 20 minutos después baja el marido y me dice que se habían dormido, que los perdone, blah blah blah. y al poco llega la señora, y lo mismo. Empieza a dar vueltas, me prepara en 5 minutos una mesa con un desayuno para 10 personas!. Empiezo a comer “rápido” que el día va a ser largo y ya voy tarde. Mientras estoy a lo mío me dice la señora, que lo que tenía que haber hecho era irme y “si acaso” dejarle el dinero en la cocina, jajajaj. Vale, tomaré nota para la próxima vez :)

Ya desayunado y con un bocadillo en la mochila que me duraría todo el día, empiezo la etapa. Ésta vez toca empezar subiendo, desde 1400 metros para llegar a 2000 metros. Hoy también hace mucho viento, a veces en contra. Tanto que tenía que ir por la parte interior de la pista ya que al borde casi costaba mantener el equilibrio y alguna vez estuve a punto de tener que poner pie a tierra.

El paisaje a 2000 metros es siempre igual, el suelo verde, pero casi ningún árbol lo que hace que el viento pegue bien y haga fresco. Aunque las vistas compensan todo lo malo. Empiezo la bajada hasta llevar a 1600 metros donde tuve que hacer casi un km por un sendero que solo se veía en el gps y que me hacía pensar en lo mal de la cabeza que estaba el que diseñó la ruta por ahí. La hierva que había, si es que se puede llamar hierva, me llegaba por la cintura y si te parabas y dejabas la bici tumbada en el suelo, luego te costaba encontrarla, así que iba a ciegas.

Terminada ésta bajada alucinante, toca subir a Vilamanya por unas rampas de cemento que te quitan la respiración. La subida es “directa” nada de cetas, todo recto, con la consecuente inclinación que eso conlleva. Una vez arriba, pues a bajar otra vez!, dirección Planoles (1130m), un pueblo muy turístico donde paro a hacer la compra (fruta, galletas, etc). La tienda está tomada literalmente por 15 o 20 niños de algún campamento de verano que están comprando cosas como… queso de cabra, jamón (del bueno decían los chavales), etc… La chica de la tienda les hace saber que están comprando cosas bastante caras, que si no prefieren otro tipo de queso o lo que sea? ellos, muy seguros de si mismos, dicen que no, que ese.

Toca subir otra vez, ahora al Collado de Toses (1800m) desde donde se ven ambas vertientes de la montaña. Hace frío y aprovecho para comer sentado al agradable sol. La subida continua hasta llegar a Cap de Costa Rasa (2060m) y cerca veo un autobús abandonado que me recordó la película “in to the wild” (ver: http://es.wikipedia.org/wiki/Christopher_McCandless y http://es.wikipedia.org/wiki/Into_the_Wild)

Empiezo de divisar las pistas de esquí de La Molina. Hay gente subiendo en los telesillas con sus bicis para lanzarse cuesta abajo. A mi me toca subir esas pistas de esquí con pendientes brutales. Pero antes, llego a Masella, un pequeño pueblo turístico a pie de las pistas de esquí donde no hay ni una fuente en funcionamiento para coger agua y tengo que pagar 3 euros por 2 litros de agua. La subida por las pistas se me hace muy dura, pero es que la bajada no lo es menos. En una de ellas, paré 2 veces a descansar las manos porque ya no podía frenar más. Finalmente un sendero muy divertido me deja en la carretera que va en dirección a Bagà donde terminaré la etapa de hoy. Pero antes la ruta deja dicha carretera para atravesar el Parque Nacional de Cadí-Moixeró que es de lo mejor de todo el viaje. Impresionantes paisajes.

Llego a Bagà y decido avanzar un kilómetro más para ir hasta un camping con idea de ahorrar algo del presupuesto por ésta vez, pero una vez allí, la señorita me dice que mejor me busque un hotel en Bagà, que me va a salir más económico que los 50 euros que vale el bungalow más barato. Así que, de vuelta al pueblo.

En la plaza veo como unos niños en bici van condiciendo a un grupo de 3 ciclistas con alforjas. Pensé que tal vez los llevaban a algún hotel y decidí seguirlos. Efectivamente, llegamos los cuatro, guiados por los amables chavales, hasta un hotel donde por 40e teníamos habitación doble con cena y desayuno.

Estos compañeros son los primeros y los últimos que me encontraré en todo el viaje. Ceno con ellos y comentamos nuestras sensaciones hasta ahora.

ibp

perfil

Día 2. 22 de Julio de 2009
Tenía previsto levantarme a las 5.30 para que me diera tiempo a recoger todo y desayunar tranquilamente pero al final se me hicieron las 6.30. Y es que para ser el primer día, estaba algo cansado.

El día empieza sin frío pero con mucho viento en contra, hasta que llego a Albanya donde empieza el Coll de Riu, un puerto con 800m de desnivel. A mitad de subida paro a comer algo.

Salvado el puerto toca bajar hasta 170m de altura para volver a subir dirección Camprodon. Ésto va a ser la tónica general de todo el viaje, subir, bajar, y así 10 días. Comandante, como te gustaría éste tipo de terreno, jajajaja.

Durante todo el camino voy pasando por impresionantes masías, a cual de ellas más grande y mejor cuidada, pero a pesar de hacer unos cuantos kilómetros por una carretera asfaltada, no me encuentro a nadie.

Hace mucho calor llegando al Coll de Comeres, donde tenía previsto parar a comer, pero decido continuar buscando algo con mejor temperatura, osea, un poco más arriba. Después de comer y de una pequeña siesta llego a Sant Pau de Seguries, otro de estos pueblos del pirineo catalán que parecen competir entre sí por ver cual es el más bonito y mejor cuidado.

Ya estoy en Campodron donde paro para ver el libro y decidir donde me voy a quedar a dormir hoy. Son las 4 y aún tengo tiempo de continuar así que pienso en intentar llegar a Tregurà de Baix. El problema es que hay 50 km y unos 10 km finales con duras rampas, pero al final mereció la pena ya que el hotel (El Serrat) era alucinante, tipo parador, la comida aún mejor y estaba yo solo. Al entrar y ver que los dueños tienen una foto con el Rey pensé que me iban a clavar y me dieron ganas de “huir”. Fueron 50€ pero las vistas desde la habitación, la comida (en la que podía comer los chuletones que quisiera. Solo pude con dos), el desayuno, el bocadillo (que me duró todo un día!) y el excelente trato bien lo merecían.

La señora del hotel me recordaba a mi abuela. Primero por la edad y el físico, pero además, por la idea que tenía de “engordarme”. Me iba sacando platos de comida (y aún faltaban los dos chuletones) y se sentaba en la mesa de al lado, donde me daba conversación mientras yo comía. Ella intentaba hablarme en castellano, pero a las 5 o 6 frases se le olvida y vuelve al catalán, hasta que se daba cuenta de que no me enteraba de nada y volvía durante unos instantes al castellano, jajajaja. Ésto me ha pasado con casi todas las personas con las que he hablado. No deben estar muy acostumbrados a hablar castellano y juraría que muchos de ellos es que ni saben.

ibp2

Perfil día 2

Día 1. 21 de Julio de 2009
A las 5.30 de la mañana suena el despertador en Granada, donde llegué el día anterior. Voy a buscar la parada donde tengo que coger el autobús que me lleva al aeropuerto.

Llego puntual y espero pacientemente. La tortuga quiere salir ya a estas horas pero le dejo claro que no es el momento ni el lugar, tendrá que esperar hasta llegar al aeropuerto.

El autobús no llega y empiezo a ponerme un poco nervioso. Se acerca la hora en la que tengo que embarcar y decido llamar a un taxi no sin antes buscar un portal y su número ya que eso de “la parada de bus que hay al lado de la gasolinera de BP en la Avd de Andalucía” no lo coge el sistema informático de la empresa…

Llego al aeropuerto y sale el avión sin problemas y a las 9.30 estoy en el aeropuerto de Girona donde un autobús debe llevarme a las 10.00 al centro de Girona. Pero me dicen que misteriosamente ya se había ido (a las 9.00) así que toca esperar hasta el siguiente, el de las 10.30. Una vez allí, cojo el cercanías de las 11.41 que va a Figueres y a los pocos minutos me encuentro en Nacex, donde envié la bicicleta y todo el equipaje. La suerte es que Nacex estaba a 5 minutos andando de donde me dejó el cercanías.

Monto la bici en mitad de la calle y noto como las miradas de los transeúntes me taladran el cogote. Total, que entre unas cosas y otras no inicio el camino hasta las 14 horas, con la fresquita y con rampas del 15%. Además, el paisaje un poco feo y seco.

Pero poco a poco voy avanzando y todo mejora, menos pendiente y paisaje mucho más atractivo. Vilamaniscle, Rabos, Espola, Vilartolí, Cantallops, Auillana, Darnius y finalmente Sant Llorenç de la Muga. Todos excepcionalmente bonitos y bien cuidados. También muy tranquilos, tanto que parecen deshabitados.

Quería llegar hasta Albanyá pero no me cogían el teléfono de los sitios donde se podía dormir, así que no me arriesgué y me quedé en Sant Llorenç de la Muga.

En el hotel donde me quedé solo había 3 biólogas que hacían algún tipo de estudio en el río La Muga y yo. Al llegar me espera la dueña y me dice que acaba de llegar de darse un baño en el río, que está el agua muy buena. Ella me dice “¿Quieres darte un baño mientras te preparamos la cena?” y yo le digo “No gracias.” aunque lo que realmente pienso es “Joder, pero si hace un frío de la hostia…”

La cena empieza con un plato de pasta… porque soy ciclista… :)

ibp3

perfil1

transpirenáica