Los de antes abren nuevas vias

Los de antes abren nuevas vías
Ya teníamos decidido subir a Fuente Victoria Montse y yo cuando empiezan los movimientos de “filmografía” y “vereas” por Abrucena para el fin de semana, me siento raro, quiero hacerlo todo, el cine, las veredas y subir a FV, finalmente decido seguir adelante con mi plan inicial y me subo a FV, el viernes por la mañana antes de subir contacto con Bichito que me comenta que él no está por las “vereas”, su edad y dudoso control de la bici se lo impiden, Beatle se ha comprado una pulsera que le permite mantener el equilibrio mucho mejor pero quiere probarla antes de meterse en los “fregaos” de sectores mas jóvenes del grupo, así que contacta con Bichito para ver que va a hacer el sábado, Ruano le dice que tenemos pensado montar por la zona de “Los Martinez” y en plan de descubrir nuevos caminos.
Así se fraguó esta salida.

Quedamos en la sede ambulante de FV a las 9 y tras una llamada telefónica, anunciando un retraso de 15 minutos por problemas domésticos de última hora, nos ponemos en marcha alrededor de las 9.30. Hacemos unos 25 km de ascensión del Puerto de la Ragua y un poco antes de la posada de Los Arrieros y tras una subida sin “hostilidades” (excepto los últimos 4 km que ando solo por adelante) pero a un ritmo mas que aceptable llegamos a un cruce a la derecha que era lo que queríamos investigar, aquí ya abandonada la carretera y tras hacer unos 300 m nos encontramos una curva de 180 grados con unas vistas impresionantes y un solecito de lujo, Beatle necesita reponer así que hacemos una parada que acabó minutos después porque Bichito impuso su criterio de seguir la marcha, Beatle y yo nos hubiésemos quedado muchíiiiisimo mas rato, estábamos en el corazón de un encinar y las nubes blancas intensas estaban sobre el mar, unos 1500 m mas bajas que nosotros, el sol y esas vistas al silencio de la montaña nos hicieron sentir realmente bien.

Lo dicho, Bicho impone su juiciosa opinión y reemprendemos la marcha esta vez y durante dos o tres km llevamos un ritmo muy lento como si la parada nos hubiese aletargado o como si intuyésemos lo que nos esperaba, esa subida llega hasta la misma cuerda de Sierra Nevada y un par de km antes de La Laguna Seca, el terreno es la típica pista forestal sin demasiada pendiente con zetas muy largas, en consecuencia sin demasiada pendiente, y pasados esos dos km de tregua que antes he comentado empiezan las hostilidades que hacen que el ritmo suba importantemente, llevo la iniciativa y se quedan un pelín retrasados, Bichito se rehace y tras una dura y larga persecución consigue alcanzarme, Beatle atrás con su pulsera empieza a no estar cómodo en soledad y va cuajando su venganza que después comprobaré.

Cuando ya llevábamos unos 15 km de pista la junta de Andalucía nos obsequia con un mirador (Mosquera o algo asi me parece recordar) a unos 2.ooo m de altura que aprovechamos para disfrutar las vistas y esperar a Pepe López (alias el pulseras), allí hace un amago de comentario algo asi como “estais …..” pero se pierde en la inmesidad de la montaña y tras el consabido platanito y alguna foto (ya sabíamos que Congrio nos las pedirá después) reanudamos la marcha perdiendo cota, unos 200 m, ahí Beatle se recupera, y cuando tras 4 km empezamos de nuevo a subir él y Bichito aprovechan una mini parada mia para ajustar la bici y me sacan unos 200 m, los recupero e incluso los dejo atrás pero ya me va costando y rápidamente me vuelven a coger, ya y otra vez a 2000 m las pendientes a tramos se ponen muy duras, seguro que por encima del 12% y después de 45 km de subida ya lo acusé, Bicho a ritmo se va y Beatle con un ataque violento me deja tirado como una “biznaga” me como durante unos 5 km una soledad en la cola del grupo pero estoy satisfecho de la ruta y no me deprimo, jajajajaja.

Cuando alcanzamos el km 50 de ascensión se encuentra el cruce con la cuerda que nos llevará a La Laguna Seca y en él estaban, los que durante los primeros 45 km fueron compañeros de ruta, esperándome con cara de socarrones, ya me había recuperado y no quería parar (todavía nos quedaba un poquito mas para llegar al techo de la ruta) asi que los miro y sigo y además sigo a un buen ritmo, se suben a sus bicis y me siguen, creo que a regañadientes no les gustaba ese ritmo, pero yo tenía que vengarme, jajajajaja.
Hacemos la cuerda, en ella nos encontramos la primera nieve de la temporada y cuando llegamos al cruce de La Gabiarra empezamos el mas ordenado de los descensos que os podáis imaginar, un descenso estilo “los de antes”, nada deprisa pero nada despacio, sin un solo adelantamiento, manteniendo durante los 20 km de descenso siempre las posiciones y las distancias, Jorge, Beatle y Bichito, asi con riesgo minimizado y ayudados por la pulsera mágica nos plantamos en la sede aproximadamente a las 3.30 de la tarde.

Montse está con fiebre y no ha podido preparar la cocina como en ella es habitual, aun asi nos sentamos en la mesa de la cocina y damos cuenta de unos botellines (8 para ser exactos) y una litrona con queso, pisto, embutidos y quizás algo mas que no recuerdo, la consabida llamada al Congrio (no llevábamos 30 segundos de conversación y ya preguntó por la fotos) nuestras risas, análisis del dia y comentarios de lo mucho que nos ha gustado esa larga subida (52 km hasta el techo de la ruta) con perspectivas de la zona totalmente nuevas acaba el dia ciclista.
Esta ruta es de las que SI hay que repetir para general jubilo y conocimiento de la zona por parte del grupo.

Datos GPS
Perfil