DOMINGO 21 DE JUNIO. SIERRA NEVADA ALMERIENSE.

Sierra Nevada de Almería es tierra conquistada

Habíamos subido muchas veces al Buitre, también al Almirez, por diferentes rutas, habíamos hecho la cuerda desde La Ragua hasta Ohanes y al revés, pero nunca se nos había ocurrido “envolver” la sierra nevada almeriense, este fin de semana lo hemos hecho, lo hemos hecho casi con naturalidad, lo hemos hecho porque nos venía bien (unos en Almería otros en FV) y con ese espíritu Mastrinkais que nos caracteriza.

El viernes la ruta prevista era otra pero implicaba mas km de coche y sobre todo, que todo el mundo cogiese el coche, Bichito contacta telefónicamente con Jordiman y somete a su consideración el cambio, Jordiman después de 5 minutos hablando, bueno riendo porque cuando Bicho habla con Jorge este no para de reír, lo somete a la mía y yo, que estaba casi dormido, después de echar un vistazo al perfil comento: lo duro está al principio una vez que coronemos La Ragua lo demás es llevadero así que a conquistar Sierra Nevada Almeriense.

La ruta es larga y se hace necesario madrugar, decidimos poner la hora de salida a las 8 de la mañana, casi conseguimos salir a esa hora, no miré el reloj pero creo que 8.10, máximo 8.15, ya estábamos pedaleando, me quedo en cola con Carlos Cano (curiosa la historia de Carlos de este día), me comenta que pensaba montar solo, que no tiene nivel para salir con nosotros, que nos retrasará pero que como lo hemos convencido que finalmente va a probar, aplaudo su disposición, forzada, y miro hacia adelante para recontar, allí a menos de 100 m estaban: Bichito, Jordiman, Congrio, el geo-Fran, Pepe Beatle y su primo Luis, en total 8 ciclo-madrugadores con ganas de machacarse.

En el km 4 ya se empieza a avivar el ritmo saltamos Jordiman y yo ante la pasividad del pelotón y a partir de ahí y hasta coronar La Ragua ya prácticamente llevamos un ritmo muy vivo, de hecho creo que ha sido la vez que mas rápido he subido hicimos los 33 km de ascensión en 2 horas y 30 minutos aproximadamente y eso que en los rellanos y las bajadas me dejaba llevar con la intención de recuperar y guardar algo para el resto del largo día que nos quedaba por delante.

En La Ragua y en concreto en el pilar de las yeguas estuvimos descansando y bebiendo agua de su manantial durante unos 20 o 25 minutos, la cara de Bicho no presagiaba nada bueno, esa sonrisa picarona ya hacía alusión a lo que nos esperaba, a partir de ahí ya entrabamos en terreno “velcro”, es ese terreno que se pega la rueda y que siempre pica hacia arriba, eso si de una belleza espectacular, las vistas de nuestros montes por la cara norte y mirando los 2.500 m de nuestras cimas desde los 1300/1800 que nos movimos durante todo el día, fueron impresionantes para mi, en alguna foto se aprecia esa majestuosidad de nuestras cimas, que lo son mucho más por esa cara, bueno sigamos con la marcha….. al salir de La Ragua empezamos una subida (hasta casi 2.200 m) para “volcar” a la otra cara, ahí bajamos el ritmo pero no vamos parados, a estas alturas Pepe Beatle y su primo Luis ya nos habían abandonado, un mal compañero diría que se quemaron en la subida del puerto pero sabemos que no fue así, la realidad es que sus visados se ese día estaban muy limitados y se exhibieron en la subida a sabiendas que no seguirían mas allá, si lo hizo Carlos y nosotros 5 algo mas acostumbrados a estas palizas, pero, como contaba, lo hicimos con cierta calma que se vio acrecentada con los pinchazos de Congrio y Jordiman.

Vamos comiéndonos km y a la altura del 70 y cuando habíamos hecho la segunda subida del día y acabado su descenso hacemos una parada para comernos el atún y el resto de las viandas que cada uno portaba, camaradería bromas y ánimo a Carlos que seguía con nosotros y con muy buena cara, eso si a cola de pelotón con el angel de la guarda (San Congrio, ese compañero que siempre está ahí), ya debemos estar muy por encima de la mitad de la etapa en cuanto a tiempo eso nos daba moral que desaparecía cuando algo de esto comentábamos a Bicho, volvía su sonrisa socarrona, ya veréis ya……….y si que lo vimos, me esforzaba en incrementar el ritmo con la intención, mal pensada, de que aquello acabase cuanto antes, lejos de vislumbrar el final aquello se hacía largo, el velcro hacía de las suyas y hasta en 6 ocasiones perdíamos y recuperábamos cota, al mas estilo mastrinkais, una barbaridad, a eso de las 4 de la tarde tuvimos que volver a parar para comernos la ultima fruta y hacer recuento, siiiii, estábamos los seis, unos mas perjudicados que otros, unos mejor acompañados que otros, ¡que suerte Carlos, el Congrio que iba contigo te ayudaba y te acompañaba, mis compañeros me atacaban, me rugian y a veces, las mas, hasta me traicionaban, pero ya no podía faltar mucho, yo sabía que llegando a Ohanes ya era todo mucho mas fácil y no podía faltar demasiado así que un empujoncito más un último esfuerzo y llegamos a Ohanes precedidos de unos 7 km de descenso.

En este antiguo rico pueblo, hacemos una visita a un compañero de trabajo, Pedro, que tras ofrecernos un café (por teléfono) hábil e inteligentemente cuando nos vio aparecer cambió y mejoró la oferta ¿queréis una cerveza?….bueno ya sabéis la respuesta de la mayoría y en especial la de Bicho, pero……..aquí surge la duda, Carlos ha metido la pata, está a punto de bautizarse como mastrinkasi y es este momento no sabe medir sus palabras y hace un desacertado comentario que casi le cuesta el título de mastrinkais, dijo al ofrecimiento de la cerveza: “no gracias, yo no soy de esos” yo creo que nuestro cansancio le salvo de una buena regañina, y quizás de algo mas……

El Bichito y su espíritu competitivo no estaban tranquilos, varias veces durante el día intento ataques mas o menos alocados y en ocasiones hasta con poca camaradería y se acababan las opciones así que al salir de Ohanes aprovecha un descenso que acaba en repecho y con el plato grande realiza un ataque que fructifica por primera vez en todo el dia (KM 108) nos deja clavados y nos espera en el cruce de Beires con la comarcal que nos llevaría hasta Fondón, en ese punto Congrio cuelga sus alas de angel protector y se calza de ciclista, un piñón menos y otro y otro y asi hasta 8 veces ya no se veeeeee, ha hecho la ultima subida con el gorro y llega a nuestro km 128 con una cierta ventaja.

Montse nos saca las cervezas, y en ese momento aparece Carlos, Congrio otra vez de angel le anima y le grita “ya eres un mastrinkais”, Carlos solo sonríe, casi no puede hacer mas que eso, pero realmente todos hemos sufrido y él no ha desentonado, así que seguro que está orgullosos de este día.

El momento cervezas con chistorras, mejillones, salchichón y queso sencillamente fantástico.
Nos vemos pronto. ¿mañana martes tal vez?

[youtube width=”585″ height=”344″]http://www.youtube.com/watch?v=LkUhIwYkH9c[/youtube]

ibp15ibp25


Bike route 221581 – powered by Bikemap 

Como veo que la cosa va tranquila, vamosa darle a la rutilla la épica que hace falta, salimos a las 8 de Fuente Victoria, subimos a la Ragua, volcamos al otro lado y damos la vuelta por encima de Ohanes, ya bajaremos por algún sitio. Es decir, que se aumenta la ruta a 125 kilometrillos de ná. ¡Apuntarse!

perfil