fin de semana familiar

En otras circunstancias me hubiese dado mucha envidia vuestra subida a la tetica, pero tal y como estan las cosas este finde me venía muy bien una cura de reposo en familia, asi que subimos a FV Montse y yo y el sábado por la noche se incorporó Jorge.

En la mañana del sábado subi hasta el Pico de la Estrella y Montse me acompañó desde Caparidan, una mañana muy tranquila y agradable, los 8 primeros km que hice solo le di caña a tope pero después fuimos super-tranquilos.

El domingo fué otra cosa, Jorge venía con ganas de desfogar e hicimos una subida bestial hasta La Parra vía Fondón, de ahí con un ritmo menos intenso pero tambien exigente nos fuimos hasta Caparidan, pero como conocemos muy bien el terreno y nos parecía aburrido decidimos acortar por un cortafuegos, Jorge está enfermo, yo por ahi bajo pero subirrrrrrrrrr, él subió sin poner el pie en tierra y yo empujé la bici en un par de ocasiones (ó quizas tres, jejeje)

Parada para alimentarse y atacamos La Estrella, una vez arriba y sin parar ni para hacer fotos bajamos hasta el punto conocido como “La Cochera” ó “La LLamada del Amor” y de ahí dirección a Nuevo Mundo hasta llegar al cruce del pino (antes del Sabinar), en ese punto decido definitivamente que ante la falta de cordura de mi hijo lo mejor es seguirle la corriente, asi que lo sigo, como buenamente puedo, dirección “El Morrón”, ese desconocido de la Sierra de Gador, son “solo” 5.5 Km, los tres últimos parecen 30 en lugar de tres, pendientes, piedras y para rematar super-pendiente (vaya 100 m finales), puse el pie en otras dos ó quizas 3 (jejeje) veces mientras veía a la bestia retorcerse sobre su bici para coronar sin pisar tierra. Mereció la pena, las vistas desde allí son espectaculares, se ve toda la provincia (practicamente). Cabo de Gata, Sierra Alhamilla, La Tetica, Dos Hermanas, El Mulahacen, El Ejido……ESPECTACULAR, y todo solo girando sobre si mismo.

Después de alimentarnos moderadamente iniciamos un descenso, casi ininterrumpido, de mas de 35 km que culminó con unas rubias, una patatas a lo pobre y un buen filetón.

La semana que viene mas, a ver si hacemos los tres dosmiles el próximo finde.

Nota: intentaré poner algunas fotos mas tarde