NUESTRO LEMA

Nunca un lema encajó de semejante forma. Nunca un grupo estuvo tan bien representado por tres palabras. Tres que parecen una. En verdad se la debemos a nuestro líder espiritual, es suya. Sí, del Congrio. Esa persona que sirve de argamasa, que aúna intereses, que vela por nosotros, y que no deja que nos relajemos y caigamos en un cómodo sedentarismo.

Y es que este lema sirve para todos, nos engloba.

Que a Victor no le deja su señora salir con la bici, KETEDEN.

Que Dani se va a recoger papas a su pueblo, KETEDEN.

Que el ambus no sale hasta la primavera, KETEDEN.

Que el Germán pide tarde la equipación, KETEDEN.

Que el bichito se cae de la bici con una china, KETEDEN.

Que el Congrio se pierde la salida de Velefique porque está de vacaciones, KETDEN.

 

Y sobre todo, cuando nos despedimos entre nosotros siempre recurrimos al socorrido: ¡Ale… KETEDEN!