Un sueño hecho realidad…

Madre de dios, día de la inauguración he pasado por allí sobre las once a dejar los niños en el parque acuatico y ese es el estado del aparcamiento, a ese ritmo como no vallamos pronto no quedan camaras para el bicho…