PARA LOS INCRÉDULOS

Después de tantas especulaciones resulta que era verdad. El muchacho ha tenido que hacer varias pruebas para encontrar un traje a medida, pero ahora que ya lo tiene ¿Qué excusa pondrá? El banquete, la celebración, la preparación, los puros, he vendido la bici para comprar los muebles… vete tu a saber.