Sábado 24 mayo

IBP = 139,52
buen IBP, he Pepe, te dije que tenía que pasar los 100 de largo.

Bueno, por aclamación popular, me toca hacer la crónica.

8:30, Villa Ines, (aunque creo que esto sobra decirlo), el Bichito se había que dado con ganas de subir a las antenas el fin de semana anterior, pues pa lante, aunque la idea es subir por la Rambla donde esta la subida de los Góngora.

Al salirnos en el puente a la rambla me acuerdo de una via alternativa, por cambiar, Victor y Pepe dicén que confían en mí, yo pienso que veremos hasta donde. La ruta consiste en meterse por la rambla que pasa junto al pueblo de Tabernas y luego pasar un pequeño puerto para unirte otra vez a la Rambla inicial. Al principio hay un poco de agua por la rambla pero nada que nuestra destreza no pueda superar, y luego les digo ahora por aquí a la izquierda, por esta cuesta, y de la cara del Bichito se borra la sonrisa, “en que trampa nos has metido”, y yo “nada hombre si esto son 2 kilometrillos de na”. Y lo pasamos, la verdad es no es muy larga, pero tiene cierta pendiente.

Continuamos con la ruta hasta el cortijo de Los Peñones, que es uno grande que hay justo antes de empezar la subida, donde comemos algo.

La subida al principio bien, a un ritmo cómodo pero vivo, y agrupados, hasta el km 7 aprox, en el que se empiezan a quedar Victor y el Bichito, el bichito parece que hace un intento por no descolgarse de mi, hasta que al final sucumbe ante el ritmo que voy aumentando poco a poco, hasta arriba, un total de 10 – 11 km. Hace un poco de frío arriba, toda la cuerda hasta la bajada hacia los Baños, que yo nunca había pasado por allí, la verdad es que tiene mucha pendiente al principio, luego al enganchar con la pista bien hasta el final. Al empezar la bajada teníamos ya casi las 14h, Victor llamada correspondiente, y el Bichito cada vez que parabamos, “vamos, vamos, que todavía puedo salvar mi matrimonio”, cosas que nos pasan a los que tenemos “contrarias”.