2ª Parte, Cronica al Postero Alto

Jajajjajaja, si empiezo riendome, porque digamos que es la parte más graciosa de la historia. Bueno quien me conoce ya sabe de mis tretas y argucias, pero no son mias eso el ciclismo en su esencia más pura.

Voy a poner puntos que luego me regañan.

Bien vamos a ello, creo victor que no estamos hablando del mismo chaval y no vamos a insultarlo. Es cierto que en la raqueta cuando yo ya iba con la luz roja encendida pero no intermitente me puse a hablar con un compañero para que me explicara que quedaba pero ese no es el mismo que por arte y gracia de dios me unio en el llano. En el llano y despues de buscar y buscar alguien que tirara de mi me encontre a tres individuos y chaval de mi estatura pero un poco más relleno que yo y dos abuelos y uno de ellos con buena pinta, en fin nos llevaba el de mi edad por el llano a más de treinta y los abuelos renegando que si es que iba a apagar un fuego y cosas asi que se dicen en ciclismo.  Un poco más adelante miro de reojo y observo que ya no viajan con nosotros los abuelos, intento darle algun relebo para que no se queje el hombre y cuando voy a pasarlo aprieta más, bendito sea el creador bastante me has echo, jajaja ni uno más.

Aun así me llevaba con el gancho puesto y empiezo a hablar con el “eh psss quiyo que se han quedado los abuelos” jajja me contesta no pasa na son mi suegro y mi tio, joder pues menos mal que yo no te toco na, pienso.  En fin y asi empiezo a hablar con el y le pregunto (haber si hablando baja este cabron un poco el ritmo) sobre la sierra nevada xtrem y me dice que uno de los abuelos su tio creo es uno de los organizadores, seguimos hablando es conductor tambien, de la zubia, lleva desde las navidades pasadas y todo esto sin bajar el ritmo y mis pulsaciones ni os cuento.

Ya en la entrada al pueblo en esa subidita de asfalto me vuelvo a quedar y me espera, es un buen compañero. Pillamos a dos en la entrada del pueblo y me quedo el último ya vamos cuatro, menuda entradita para jugarse la victoria aqui, comenta uno de ellos . En fin se me ocurre preguntar ¿Oye chicos que vamos a hacer? ¿Vamos a esprintar? jajaja, claro hombre, y terminandolo de decir dos de ellos siguen una curva recta jajaja ya quedan menos. Pero vuelven a enganchar y yo ya colocado en la segunda plaza y en la ultima curva que entra a la plaza vieja esa de donde salimos, noto el aliento de los dos por la oreja izquierda, eh chavales tened cuidado con los adoquines que nos vamos a arrastrar, dejo de dar pedales me abro un poco a la izquierda y les obligo a frenar jajaja asunto resuelto y colega y compañero de viaje el único el de la zubia delante y yo detras. Bueno de nuevo que por favor no se me ofenda nadie y un saludo a mi compañero de la zubia y locomotora en los últimos kilometros (me llevaste con el gancho puesto en todo el llano) sigue asi.

En fin, todo esto ya son anecdotas de un gran día, espero os animeis y salgamos a hacer algunas más, no gasteis el bono bici dejadlo para estas ocasiones.